SESPAS ha invertido más de RD$96 millones en educación centros atención primaria

Por miércoles 13 de agosto, 2008

SAN CRISTOBAL.- La Secretaría de Salud Pública ha invertido unos 96 millones de pesos en la modernización de las áreas de los distintos hospitales que funcionan en toda la provincia. En su discurso de rendición de cuentas, el gerente regional de la dependencia, doctor Daniel Martínez Garcés, explicó que este monto ha sido hasta hoy en reparaciones y adecuaciones, en equipamiento, medicamentos, contratos de personal, transporte, energía eléctrica, alquiler, impuestos y otros gastos.

Martínez Garcés enumeró que San Cristóbal cuenta con 60 Centros de Atención Primaria, que cuenta con 55 médicos pasantes de ley, 31 médicos asistentes, 16 licenciadas en enfermería, 10 especialistas, 44 auxiliares de enfermería, 16 supervisores de salud, 147 promotores, 26 conserjes y 20 serenos.

Sostuvo que 23 de las UNAPS ya cuentan con su recurso humano completo, mientras que en lo relativo al equipamiento, 47 han sido completamente equipadas y se trabaja para completar las que aún faltan.

Dijo que la provincia cuenta con un Gerente de Área y 3 Coordinadores de Zona, que comprenden al municipio cabecera con las Zonas Norte y Sur, Haina – Nigua y Villa Altagracia.

En lo que concierne a la Zona de Haina-Nigua, informó que funcionan siete Centros de Atención Primaria y han abierto tres en Cambelén, uno de Salud Mental en Mamá Tingo y en proyecto están El Nieto, Km. 18, La Cerca y El Cajuilito.

“En el municipio de Villa Altagracia tenemos 15 Centros de Atención Primaria de los cuales el del Barrio Duarte, Catarey y Barrio La Altagracia son nuevos y próximamente estará operando el Centro de Atención Primaria de Los Mogotes”, indicó.

Y a seguidas agregó: “en cuanto a la readecuación y habilitación de los Centros de Atención Primaria está en marcha un proceso de adecuación que se inició con las clínicas de Najayo Arriba, La Canela, Villegas, Santa Maria, Las Palmitas, Villa Federico, La Plena, San Antonio, Montaño, Doña Ana, así como Basima en Villa Altagracia, Monte Negro, Sabana Larga, El Cercado, Las Auyamas, La Horma, Nizao, Mahoma, Arroyo Caña en San José de Ocoa, de las cuales ya tenemos obras que han concluido el proceso y otras que se están en ejecución”.

Manifestó que tienen presupuestados las de los municipios de Palenque, Haina y en Villa Altagracia, así como los centros de Básima, donde ya los trabajos están avanzados en mas de un 70%.

De igual manera están en proyecto construir otros en Maizal, Medina, Pino Herrado, Los Mogotes y la Cuchilla de Medina, en tanto que en la Provincia Peravia están los de El Limonal, Paya, Santana, Pizarrete y Carretón.

“En el Área de San José de Ocoa tenemos 22 UNAPS, en 21 Centros de Atención Primaria, como son Los Ranchitos, Las Flores, San Luis, San Rafael, San Antonio, El Pinal y Los Corozos, El Cercado, Ojo de Agua, El Naranjal, Palo de Caja, La Cienaga, Las Auyamas, Nizao, Sabana Larga Abajo, Sabana Larga Centro I y II y La Horma, así como Rancho Arriba, Mahoma, Banilejo, Arroyo Cañas y Monte Negro”, enfatizó.

Expresó que en todas estas UNAPS el equipo humano que las integra esta 100% en 17 de ellas y solo falta en cinco el personal de enfermería, promotores de salud, serenos y conserjes por contratar.

Dijo que en cada uno de los centros mencionados se están equipando de acuerdo a las normas y colocándole a las casas de los médicos que viven allí comodidades como camas nuevas, gaveteros, neveras, estufas, tanques de gas, abanicos, juegos de comedor, mecedoras y televisores, entre otros artículos.

“Estamos firmemente convencidos de que la efectividad de la lucha en garantizar el acceso a los servicios, y que ésta abrirá nuevas puertas a la posibilidad de desarrollo en la protección efectiva de este derecho, de ahí que cada esfuerzo que se precise que hagamos en ese orden lo asumiremos siempre como una tarea prioritaria, especialmente en lo que concierne a las actividades de prevención, que es donde se enmarca fundamentalmente el Nuevo Modelo de Atención, pasando de un sistema curativo puramente hospitalario, a uno preventivo que permita la participación protagónica de las comunidades en la producción de la salud”, sostuvo.