Sharápova no repetirá errores de Kournikova, según capitán ruso

Por viernes 7 de octubre, 2005

Moscú, (EFE).- La número uno del tenis mundial, la rusa María Sharápova, no repetirá los mismos errores que su ex compatriota Ana Kournikova, según Shamil Tarpishev, capitán de los equipos rusos de Copa Davis y Copa Federación.

"Nunca. Ella está concentrada en los resultados, no en otras cosas", aseguró Tarpishev, también presidente de la Federación Rusa de Tenis.

Tarpishev hizo estas declaraciones en vísperas del comienzo de la Copa del Kremlin (8-16 de octubre), donde participará por primera vez Sharápova, que se encuentra en Moscú desde el pasado fin de semana.

"Sharápova tiene un fabuloso sistema nervioso. Es autosuficiente, algo poco frecuente. Por eso no sufre la enfermedad de las estrellas", dijo.

Mientras Kournikova, nacionalizada estadounidense, nunca llegó a ganar ningún torneo profesional, Sharápova acumula ya diez en sólo tres temporadas, incluido su triunfo el pasado año en Wimbledon.

Sharápova ha reconocido estar "ansiosa" por debutar ante la afición rusa dentro de una semana en la Copa del Kremlin, donde Kournikova fue abucheada hace sólo unos pocos años.

La tenista ha querido dejar claro desde que saltó a la fama que ella no es "una segunda Kournikova" y no piensa abandonar la nacionalidad rusa, a pesar de residir permanentemente en Florida.

No obstante, ambas tenistas comparten su afición a la moda y a los músicos, ya que Sharápova mantiene un noviazgo con el cantante estadounidense Adam Levine, del grupo Maroon 5; mientras Kournikova tiene una relación sentimental con Enrique Iglesias.

En cuanto a la participación de la tenista rusa en la próxima edición de la Copa Federación, Tarpishev no la pudo confirmar.

"El calendario de las tenistas lo marcan sus entrenadores, pero yo recibí un compromiso verbal de que participaría. Por cierto, su entrenador la dirige muy bien", dijo.

El capitán también descartó que la llegada de Sharápova vaya a generar discordia en el seno del equipo ruso.

"No diría que no la están esperando en el equipo", agregó.

El propio Tarpishev anunció el pasado 20 de julio que el padre de Sharápova, Yuri, le había confirmado la presencia de su hija en el equipo en 2006.

Anastasia Myskina manifestó antes de ganar la Copa Federación en noviembre del pasado año que el carácter del padre de Sharapova era "insoportable", razón por la que se negaba a jugar con ella en el mismo equipo.

Sharápova regresó el pasado sábado a Rusia once años después para visitar su ciudad natal, Niagán, situada al otro lado de la cordillera de los Urales a 1.800 kilómetros de Moscú, donde nació el 19 de abril de 1987.

La tenista nació en el seno de una familia originaria de Gomel (Bielorrusia), de donde huyeron tras la catástrofe en la central nuclear ucraniana de Chernobil (1986).

Cuando acababa de cumplir los tres años de edad, su familia se trasladó al balneario de Sochi, a orillas del Mar Negro, donde a los cuatro años cogió su primera raqueta regalada por el padre del tenista ruso Yevgueni Kafélnikov.

Durante unas pruebas en Moscú, la tenista estadounidense de origen checo Martina Navratilova aconsejó al padre de Sharápova, Yuri, que se enrolaran en una academia de tenis en Florida.

En 1994 Yuri Sharapov, con dos billetes de avión y 700 dólares en el bolsillo, emigró con su hija, María, de 7 años, rumbo a Estados Unidos en búsqueda de fortuna.

Con 9 años, Sharápova ya había conseguido sus primeros contratos publicitarios con Prince, marca de raquetas de tenis, y Nike, y a los 15 ya fue finalista junior de los abiertos de Australia y Wimbledon. EFE