Sharón afirma que la “realidad” le hizo cambiar y evacuar Gaza

Por lunes 15 de agosto, 2005

Jerusalén, (EFE).- El primer ministro israelí, Ariel Sharón, de 79 años, explicó en un mensaje a la nación que "la realidad en el país y en la región" le hizo cambiar sus posiciones políticas y ordenar la evacuación del territorio palestino ocupado de Gaza al constatar "que no podremos retenerla eternamente".

Según Sharón, la evacuación de ese territorio mejorará la situación y la seguridad de Israel, "cualesquiera que sean las circunstancias que se presenten" en el futuro.

La evacuación de Gaza -donde habitan 1,4 millones de palestinos- por parte de 8.500 colonos judíos, en el pasado alentados por Sharón, comenzó el domingo por la noche.

"Hoy concluye un capítulo brillante en la historia de Israel y en vuestra vida de pioneros de la seguridad y la construcción", dijo quien fuera "el padre de la colonización judía".

"Creedme que el dolor que ello me produce es tan intenso como la convicción que tengo de la necesidad de hacerlo, pues es vital para Israel", insistió ante las cámaras el jefe del Gobierno israelí, quien añadió que "la responsabilidad del futuro de Israel recae sobre mí".

Sharón admitió "no pocos peligros" pero también "luz y esperanza" al destacar que la retirada de Gaza, tras una ocupación de 38 años, señala "un nuevo camino", y se comprometió a no contribuir "a la división del pueblo, al respeto mutuo y al amor y no al odio mutuo".

El plan de "desconexión" de Gaza causó "duros enfrentamientos y un amargo odio entre hermanos. Yo entiendo a los colonos en su dolor y en su enojo pero nosotros pertenecemos todos a un mismo pueblo", afirmó Sharón, que a diferencia del presidente de Israel, Moshe Katzav, no se avino a pedirles disculpas por el desalojo.

El primer ministro también pidió en su breve mensaje "sensibilidad y sentimientos" a las fuerzas del Ejército y de la Policía Nacional que participan en la "Operación Confraternidad" al evacuar a centenares de familias de sus asentamientos.

Este martes, vence el plazo para el desalojo voluntario de entre 700 y 800 familias que, de un total de 1.800, seguían hoy en sus hogares de la franja de Gaza, y el miércoles serán desalojados por la fuerza quienes resistan la evacuación.

El primer ministro israelí lanzó en febrero pasado por primera vez su iniciativa para "desconectar" a Israel de Gaza, y poco después también pronosticó, por primera vez en un foro público, el establecimiento de un futuro Estado palestino.

La retirada de territorios de Cisjordania, ocupada como Gaza desde la "Guerra de los Seis Días" de 1967, y la negociación de las fronteras de ese Estado palestino serán ahora los objetivos que la comunidad internacional con su plan de paz, la "Hoja de ruta", les pondrán por delante a Sharón y al presidente palestino, Mahmud Abás.

La primera jornada de la evacuación de los asentamientos de Gaza transcurrió hoy con algunos incidentes de violencia, pero no se informó de víctimas cuando oficiales del Ejército distribuían la notificación del desalojo casa por casa donde los dejaban entrar.

En el asentamiento de Netzarim, aislado de los demás, los habitantes seguían su vida "como si nada ocurriese", incluso edificando una nueva casa, mientras que en el de Nisanit soldados y colonos desmantelaban una sinagoga en medio de letanías y llantos.

El brigadier en la reserva Eibal Guiladí, asesor de Sharón, informó de que desde el comienzo de la operación cesó el suministro de alimentos a los asentamientos.

Agentes de la policía dispersaron y detuvieron hoy en Jerusalén a tres extremistas que participaban en una manifestación hacia la explanada de las mezquitas de Al Aksa y Omar.