Sicarios existenciales

Por Carlos Luis Baron lunes 16 de julio, 2012

‘’Nuestras acciones deben ser guiadas por profundos sentimientos de amor’’-Rubén D Sequera-.

La felicidad es muy relativa, se observa un espejismo de variantes que pueden alterar nuestras conductas, que trasciende la siquis de nuestro comportamiento.

El estado de ánimo varia de acuerdo a los problemas y preocupaciones.Necesitamos para enfrentarlos…contar con la información adecuada y accionar de acuerdo a esta; y para suprimir las preocupaciones, necesitamos sico-analizarnos, y no permitir que los temores y el pesimismo se apoderen de los fantasmas existenciales, que habitan en nosotros.

El sicariato existencial, se forja en nuestro espíritu a manera de ‘’Priorato’’ que dictan una series de elementos, en las que si las soluciones no están en nuestras manos, es porque debemos buscar otros mecanismos que nos abran otras opciones. Ó, que si la solución depende de que otra persona cambie, no podemos hacer absolutamente nada, si no está convencida de querer cambiar.Esa clase de sentimientos-‘aniquilan’-, hasta convertirnos en víctimas, por la incapacidad de manipular con el stress, mejorar nuestra auto-estima y no poder resolver las vicisitudes y conflictos de nuestra cotidianidad.

La sexualidad, la relación de parejas, obstáculos, divorcio etc; es parte de una lista extensa de los trastornos que invaden al ser humano.La parte económica, es otro ingrediente que no debe faltar, por ser uno de los elementos más siniestrados por el enfoque distorsionado de nuestras prioridades emocionales.Surge la angustia porque no sabemos elegir cuando las cosas son importantes.A mayor angustia, más stress y más nos cuesta tomar una decisión.

En cuanto los obstáculos, decía el legendario Henry Ford…’’Son esas cosas espantosas que ves cuando apartas los ojos de tu meta’’,de que para lograr lo que anhelamos, tenemos que enfrentarnos con obstáculos exógenos:conflictos con otras personas,los cambios que experimenta el medio ambiente,la carencia de acceso a la información y tiempo.Pero hay otros de tipos internos: por lo que solucionarlos, son más complejos, porque pueden tener características que nos impiden actuar, de acuerdo a nuestros deseos,los que no nos permiten desarrollarnos y nos alejan de la felicidad y el bienestar emocional y espiritual.