Sigue intensa búsqueda del cadáver de hispana estrangulada por novio

Por martes 4 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ Los tentáculos de la justicia y la policía de la ciudad, han tenido que traspasar las fronteras del estado y extenderse hasta Pensilvania en cuyos basureros, buscan intensamente los restos de Mónica Rivaneira, la mujer boliviana de 26 años de edad, estrangulada hace varios días por su novio César Ascarrunz.

Utilizando todos los medios tecnológicos al alcance que incluye lanchas especializadas, buzos, perros amaestrados y oledores de cadáveres, potentes luces y equipos apropiados, los oficiales de la policía neoyorquina, comenzó la hasta ahora frustrante búsqueda del cuerpo de la víctima.

Los investigadores se concentraban desde ayer en varios basureros de Pensilvania. De acuerdo con los informes, una empresa que recoge desperdicios en el área de Queens, los deposita en vertederos de Cairnbrook y Vintodale en el mismo estado.

L comisionado de la policía Raymond Kelly dijo en una conferencia que hay lagunas en la confesión del criminal, debido a que no cree que trabajadores del departamento de limpieza, hayan recogido el cadáver sin darse cuenta de que se trataba de restos humanos.

“Sin embargo, estamos investigando todas las pistas”, agregó el jefe policial de Nueva York. La policía analizó las llamadas del celular del arrestado, después de lo que comenzaron a buscar en otras zonas. Las pesquisas comenzaron a rastrear los restos de la víctima en parques y lagos de Queens, especialmente en el área de Forest Hills, donde residían Mónica y su confeso asesino.