Siguen inactivas 21 plantas de gas y doce refinerías

Por lunes 3 de octubre, 2005

Nueva York, (EFE).- Un total de 21 plantas procesadoras de gas natural y ocho refinerías continúan inactivas a causa de los daños ocasionados por los últimos huracanes en las costas del golfo de México, informó hoy el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Las plantas afectadas tienen capacidad igual o superior a 100 millones de pies cúbicos (2,85 millones de metros cúbicos) diarios de gas y están ubicadas en los estados de Texas, Luisiana y Misisipi, tres de los más afectados por los huracanes "Katrina" y "Rita".

Diez de las plantas procesadoras, con una capacidad combinada de 5.400 millones de pies cúbicos (153,21 millones de metros) diarios, no están activas por factores externos como falta de electricidad o de suministros.

Otras once plantas están inactivas a causa de los daños que sufrieron sus instalaciones y representan una capacidad combinada de 7.700 millones de pies cúbicos de gas (218,46 millones de metros cúbicos).

La producción de gas natural en el golfo de México se mantiene paralizada en un 75 por ciento y la recuperación de la actividad es lenta.

Algo similar ocurre en el caso de la producción petrolera en esa región, que permanece detenida en un 92,8 por ciento y supone la pérdida diaria de 1,39 millones de barriles de crudo, según datos actualizados hoy por el Servicio de Gestión de Minerales (MMS).

Ocho refinerías localizadas en Luisiana y Texas con capacidad para refinar 2,1 millones de crudo diarios, permanecen inactivas a causa de los daños causados por el huracán "Rita".

A ellas se unen otras tres en Luisiana y una en Misisipi, con una capacidad combinada de 879.000 barriles diarios, que continúan paradas como consecuencia de los destrozos que les causó el huracán "Katrina".

En total, la capacidad de procesamiento de crudo que está fuera de servicio es en estos momentos de alrededor de 3 millones de barriles diarios o en torno al 18 por ciento del total de que dispone Estados Unidos.

Con ello se deja de producir más de 1,3 millones de barriles diarios de gasolina, más de 700,000 barriles de destilados, incluidos el diesel y el gasóleo de calefacción, y en torno a 400.000 barriles de combustibles para la aviación, según el departamento estadounidense.

Cuatro refinerías en Texas han recuperado total o parcialmente las actividades de producción, mientras que cuatro más están en proceso de reanudar el trabajo en sus instalaciones.EFE