Simón Lizardo resalta avance de modernización y reforma en las instituciones públicas

Por viernes 25 de abril, 2008

El Contralor General de la República, licenciado Simón Lizardo Mézquita, resaltó hoy la importancia del proceso de modernización y reforma experimentado por las instituciones públicas desde el 1996 y, en especial, los cambios que ha introducido la nueva ley 10-07 en el accionar de la institución que dirige.

“Antes del 1996 no había reformas, no había vocación para cambios y se trabajaba por la inercia y aunque quizás existiera el deseo de hacer cosas la rutina envolvía y arropaba. En el 1996 llega una idea modernizadora al país con la intención de propiciar cambios para planificar y ser transparentes”, puntualizó Lizardo Mézquita.

El licenciado Lizardo Mézquita dio sus declaraciones al pronunciar una conferencia sobre “retos e impactos de la ley 10-7 y su reglamento de aplicación, número 491-07”, con la que dejó abierto el Congreso Reforma y Modernización de la Contraloría, enmarcado dentro de las actividades conmemorativas al 79 aniversario de la fundación de esa institución.

Recalcó que a partir del 1996 se deja atrás la rutina y la burocracia y se inicia la reforma del Sistema Financiero Dominicano y, desde la Secretaría de Finanzas, se promueven los cambios experimentados hoy día y que son visibles a todos. Cito la creación de la Secretaría de Hacienda, la promulgación de la Ley de Tesorería, de la nueva ley de Presupuesto y la misma que otorga nuevas responsabilidades a la Contraloría, entre otras”.

Dijo que la institución que preside tiene que jugar su papel para que se cumplan los propósitos por los que luchó el patricio Juan Pablo Duarte, de lograr una nación próspera, en la que la transparencia del manejo de los recursos del Estado sea una responsabilidad prioritaria gubernamental.

Explicó que a su gestión le ha tocado ser partícipe de la modificación de la Ley de la Contraloría General de la República y que aunque esa pieza tiene más de un año de aprobada, el proceso de implementación no ha terminado debido a que entre la confección del reglamento de aplicación, las normas y procedimientos que se utilizarán para emplear dicha iniciativa en toda su dimensión se ha tomado tiempo.

No obstante, Lizardo Mézquita señaló que la totalidad de los servidores públicos de la CGR conocen a plenitud el contenido de la Ley debido al proceso de sensibilización y capacitación a que han sido sometidos durante ese referido año, lo cual se hace a través de la Fundación Escuela Nacional de Control.

“Todos conocen que tenemos más de un año en el proceso de dar a conocer y estudiar a fondo la nueva ley. No hay un solo empleado de la CGR que no la conozca. Pero ese proceso de capacitación ha sido externo y nos ha permitido trabajar con los integrantes de los departamentos administrativos y financieros de las instituciones con las que trabajamos de cerca”.

El Contralor General de la República recordó que la labor del auditor es revisar y recomendar, pero insistió que el responsable de los trabajos administrativos es el Funcionario, quien es el que debe de rendir cuentas de lo que recibe cada año por medio del Presupuesto General.

Lizardo Mézquita aseguró que si no se toma en cuenta la labor de la Contraloría General de la República, el Gobierno pudiera no obtener los resultados esperados cada año sobre la base de las proyecciones presupuestarias. Sin embargo, aclaró que la función de ésta institución no es crear expedientes a ningún funcionario, sino evitar que se cometan actos dolosos.

“Una real lucha contra la corrupción es fortalecer las labores de la CGR. Cuando nosotros detenemos algún expediente por irregularidades estamos evitando la corrupción y, a la vez, cumpliendo con una responsabilidad que nos confiere la ley”.

Lizardo Mézquita se trazó el reto de dejar la CGR encausada para que una nueva administración pueda evaluar y continuar el trabajo realizado para el fortalecimiento de ese órgano de control.

El Congreso de Reforma y Modernización de la Contraloría contó con varios invitados especiales, entre los que se destacan, Maria Felisa Gutiérrez, Sub- Secretaria del Tesoro; Roberto Ovando Prestol, director del Instituto Nacional de Administración y Personal; Marcos Villamán, director del Consejo Nacional de la Reforma del Estado y otros altos funcionarios tanto de la CGR como de instituciones públicas.

Además de Lizardo Mézquita, en la actividad expusieron José Vásquez, consultor de la CGR; Leonardo Díaz García, experto en desarrollo laboral; Richard De la Cruz, Consultor Internacional y Martha Lantigua, mercadóloga y especialista en Recursos Humanos.