Sin noticias de los secuestrados mientras lento recuento prosigue

Por viernes 16 de diciembre, 2005

Bagdad, 16 dic (EFE).- Se desconoce el destino de los cuatro cooperantes occidentales secuestrados hace 19 días en Irak pese a que el plazo dado por sus captores expiró la semana pasada, mientras el recuento de los votos, que durará al menos dos semanas, continúa.

El grupo radical islámico "Brigadas de las Espadas de la Ley" dijo que mataría el sábado 10 de diciembre a los cuatro rehenes -dos canadienses, un estadounidense y un británico- si no se ponía en libertad a todos los presos iraquíes retenidos por el ejército estadounidense en Irak.

Pese a que se ha superado el plazo, el grupo, desconocido hasta que asumió el secuestro, no ha vuelto a dar ninguna noticia sobre el estado de los capturados, trabajadores para una organización humanitaria cristiana.

Además de los cuatro cooperantes cristianos, otros dos ciudadanos occidentales -una alemana y un francés- son rehenes de sendos grupos radicales en Irak.

Mientras, y en un clima de tranquilidad poco habitual en los últimos meses Irak, donde hoy no se han registrado atentados, continúa el escrutinio de las elecciones parlamentarias de ayer, cuyos resultados definitivos no serán dados a conocer hasta dentro de, al menos, dos semanas, aseguró la Comisión Electoral Independiente (CEI) iraquí.

El recuento de votos comenzó en el momento en el que se cerraron los colegios, abiertos una hora más de las previstas ante la afluencia de electores.

"Esta noche ha comenzado el recuento de votos en los centros electorales. Desde allí se enviarán a la sede central de la CEI. Los resultados definitivos tal vez se anuncien dentro de dos semanas", dijo ayer portavoz de la CEI, Farid Iyar.

La participación de los árabes suníes, a los que se atribuye la mayor parte de las acciones violentas, ha aumentado la esperanza sobre la posibilidad de reducir la violencia que azota el país desde la caída del régimen de Sadam Husein.

El restablecimiento de la seguridad, de manera que permita acelerar la retirada de las tropas extranjeras, la unidad entre las distintas comunidades iraquíes y la restauración de los servicios básicos, centraron los discursos de los más de 7.000 candidatos durante la campaña electoral.

Según varios responsables electorales, la asistencia en todo el país ha sido elevada, incluidas en las áreas de mayoría árabe suní, que boicotearon las elecciones del pasado enero, que configuraron el parlamento provisional, dominado por los kurdos y los chiíes. EFE