Siria y la doble moral mundial

Por Carlos Luis Baron jueves 16 de febrero, 2012

Desde marzo del 2011, fecha en que iniciaron los conflictos sociales en Siria, más de 6,000 vidas se han perdido de una manera brutal, sin que la comunidad internacional haya podido detener este genocidio inaceptable a la vista de todos. Como siempre, la verdad ha resultado ser una víctima y la desinformación está a la orden del día.

Los conflictos en Siria han llevado a los analistas a expresar, que estamos en el resurgimiento de una nueva guerra fría. Y es así, pues cada una de las naciones poderosas, está jugando su propio juego, de acuerdo a sus intereses económicos y geopolíticos.

El ejemplo más notable de la lucha de esos intereses, ha sido el veto que han presentado Rusia y China ante la ONU, que protege al gobierno sirio, a sabiendas, de que la ciudad de Homs es un campo de exterminio del pueblo Sirio. Rusia prefiere seguir sus negocios de ventas de armas al gobierno de Bashar Al Assad y asegurarse de que la base de Tartus seguirá en manos confiables en términos estratégicos.

China, como nueva potencia mundial, juega a romper el mito de que Los Estados Unidos son la única fuerza unipolar y envía un claro mensaje a occidente, de que no se mantendrá al margen de los conflictos mundiales que envuelvan intereses políticos, económicos y geopolíticos.

¿ Y de los muertos qué? Sencillamente nada. Prevalecerá la doble moral, pues los Estados Unidos que ha mostrado una espantosa agresividad para intervenir en otros gobiernos, como en el de Libia e Irak, no tomará ninguna acción de fuerza, hasta que no se decida la suerte del presidente Barack Obama en las próximas elecciones.

Mientras el gobernante sirio Bashar Al Assad, juega a la farsa de un referéndum institucional, pienso, que una gran ofensiva de los países árabes en el sentido amplio de la palabra, podría hacer cambiar de actitud al presidente Obama, quien en este conflicto, ha resultado ser más diplomático que Henry Kissinger. EL AUTOR ES POLITOLOGO