SISALRIL dice ARS deben garantizar clínicas no exijan depósitos afiliados

Por viernes 1 de agosto, 2008

El superintendente de Salud y Riesgos Laborales, Fernando Caamaño, declaró ayer que las Administradoras de Riesgos de Salud son las responsables inmediatas de garantizar que las clínicas o centros de salud no exijan anticipos o depósitos a los afiliados al Régimen Contributivo del Seguro Familiar de Salud cuando requieran hospitalización o cirugías.

“La resolución 156-08 sobre cobros de anticipos es muy clara en cuanto a la responsabilidad de las Administradoras de Riesgos de Salud, en razón de que dichas entidades, cuando asumen el aseguramiento de una persona están recibiendo los fondos para el costo de la cobertura de sus riesgos de salud”, sostuvo Caamaño.

Dijo que las ARS son las que deben establecer los mecanismos para garantizar que no se exijan pagos por adelantado a los afiliados cuando requieren algún servicio en un centro médico.

“Las administradoras no están para mediar, sino para cumplir la Ley y sus normas complementarias, y en particular todas y cada una de las resoluciones de esta Superintendencia”, enfatizó Caamaño, y agregó que son funciones de la SISALRIL, supervisar, fiscalizar a las Administradoras de Riesgos de Salud y regular el Seguro Familiar de Salud y a las entidades relacionadas con su ejecución.

“A ningún afiliado al SFS se le puede exigir pagos por anticipado; el Plan de Servicios de Salud garantiza una amplia cobertura para hospitalización y procedimientos quirúrgicos, la cual ha demostrado ser suficiente hasta el momento”.

Recordó que el límite máximo para procedimientos de alto costo está fijado en 500 mil pesos por persona por año, y que los reportes de casos que mensualmente deben cargar las ARS en la SISALRIL, hasta la fecha no demuestran la necesidad de proceder a incrementar dicho límite. No obstante, se ha solicitado a las clínicas presentar sus propios reportes.

Entre esas entidades que han manifestado su apoyo a la disposición, citó a la Clínica Cruz Jiminián, la Plaza de la Salud, CEDIMAT y los centros médicos agrupados en Asociación de Dueños de Clínicas Privadas de Santiago, integrado además por clínicas de otras provincias del Cibao.