Sobornos de Odebrecht envuelven funcionarios, empresarios y políticos de toda Latinoamérica

Por Abraham Montero domingo 15 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El anuncio hecho a mediados de diciembre del año pasado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de que funcionarios y dirigentes políticos pertenecientes a diez Gobiernos de América Latina habrían recibido sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht para ser beneficiada con la concesión de obras, ha causado un gran revuelo en toda la región.

En plena Navidad, el Gobierno norteamericano puso a circular la información de que la multinacional fundada por Norberto Odebrecht a principios de la década de 1940, habría aceptado pagar, junto a la empresa petrolera brasileña Petrobras, 3,500 millones de dólares de multa a EEUU, Suiza y Brasil por haber incurrido en acciones perjudiciales a los referidos países.

El informe reveló que la multinacional habría pagado en los últimos 16 años, unos 788 millones de dólares en sobornos a políticos, partidos y funcionarios en al menos 12 naciones, entre las cuales hay 10 pertenecientes a Latinoamérica, para que los mismos le garantizaran la adjudicación de obras públicas.

Entre los países implicados están Brasil donde según el Departamento de Justicia de EEUU Odebrecht pagó sobornos ascendentes a los 394 millones de dólares, Venezuela 98 millones de dólares, República Dominicana 92 millones de dólares, Panamá 59 millones de dólares, Argentina 35 millones de dólares, Ecuador 33 millones de dólares, Perú 29 millones de dólares, Guatemala 18 millones de dólares, Colombia 11 millones de dólares y México 10 millones.

El caso Odebrecht en República Dominicana

En el país, el caso de los supuestos sobornos de Odebrecht ha sido el tema de los últimos días, luego de que tras acudir el pasado martes a la Procuraduría General de la República, el representante local de la empresa constructora Marcelo Hofke sindicara al empresario Ángel Rondón como la persona a la que la multinacional les entregó los 92 millones de dólares, la misma cantidad que el Departamento de Justicia de EEUU señala habrían sido entregada a funcionarios dominicanos en condición de sobornos para beneficio de la referida entidad privada.

De inmediato Rondón fue citado a comparecer a la procuraduría y tras un extenso interrogatorio que duró unas 15 horas, el procurador Jean Rodríguez informó a la población que el empresario reconoció haber recibido unos 92 millones de dólares de la multinacional Odebrecht desde el año 2001 hasta la fecha, pero aclaró que el interrogado dijo que la suma de dinero le había sido entregada por sus servicios profesionales a la empresa.

El Ministerio Público emplazó a Rondón a entregar los contratos que abalen los pagos hechos por la constructora a su persona por sus servicios profesionales, pero hasta el momento de este escrito el empresario no había depositado los documentos a la Pocuraduría.

En medio del revuelo, en una evidente estrategia política, el presidente de la República, Danilo Medina, creó una comisión conformada por personalidades influyentes de la sociedad la cual se encargará de investigar el proceso de licitación de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, considerado uno de los proyectos cumbres de este Gobierno, valorado en unos 2040 millones de dólares el cual está siendo llevado a cabo por un consorcio de empresas entre las cuales se encuentra la constructora brasileña Odebrecht.

La comisión tiene previsto reunirse este lunes para iniciar a evaluar el proceso de licitación de las plantas a carbon. En lo que se investiga el caso, el procurador ha pedido la paralización de todas las obras que estén siendo construidas por la empresa Odebrecht.

Brasil: La cuna del revuelo

En el caso de Brasil, considerado el país más grande y poblado de Latinoamérica y hasta hace algunos años el más prospero, el derrumbe económico y político del país ha venido casi de la mano con la situación de turbulencia que vive la empresa.

Marcelo Odebrecht, presidente de la multinacional, un hombre considerado entre las personalidades más poderosas de la referida nación, tubo que renunciar a su posición en la constructora tras ser condenado a 19 años y 4 meses de prisión por el escándalo de corrupción que se le endilga a la referida empresa, en el mismo también está involucrada la petrolera estatal brasileña Petrobras.

En Brasil, las investigaciones han derivado en el procesamiento de decenas de hombres de negocios, así como de destacadas figuras del Partido de los Trabajadores, organización que hasta la destitución de Dilma Rousseff estuvo al frente del Gobierno.

El propio Luiz Inácio Lula da Silva ex presidente de Brasil y principal líder del PT, ha sido citado en varias ocasiones para declarar sobre el caso, en el mismo también se ha querido involucrar a la recién destituida Dilma Rousseff.

Por el caso también está siendo investigado el reconocido estratega político brasileño Joao Santana.

Venezuela y sus conflictos politicos

En el caso de la nación bolivariana las informaciones ofrecidas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos establecen que la Odebrecht habría entregado a funcionarios en calidad de sobornos unos 98 millones de dólares desde el periodo 2006 al 2010.

La ONG Transparencia Venezuela solicitó al Gobierno la publicación de los contratos con empresas brasileñas de los últimos 12 años, al no recibir respuesta, interpuso ante el Tribunal Supremo de Justicia 10 demandas contra los ministros de los despachos involucrados. Una no fue admitida.

El país está sumido en una cruenta crisis política, que tiene enfrascado en una lucha a oposición y oficialismo.

El caso de Panamá

A finales de la recién concluida semana llamó la atención como la fiscal general panameña, Kenia Porcell, informó que la empresa Odebrecht se comprometió a pagar al Gobierno de esa nación 59 millones de dólares como fondo de garantía mientras se investigan los casos de sobornos en ese país.

Esa es la misma cantidad de dinero que el Gobierno de Estados Unidos estableció que Odebrecht habría destinado a sobornos en Panamá.

El caso de Argentina

De esta nación los informes estadounidenses establecen que la firma brasileña Odebrecht pagó y generó sobornos por más de 35 millones de dólares a funcionarios entre el 2007 y 2014.

Según el informe, Odebrecht hizo los pagos en asociaciones para al menos tres proyectos de infraestructura, lo que le habría reportado a la empresa beneficios cercanos a los 278 millones de dólares.

La Justicia de Argentina investiga a Odebrecht por sobornos a nivel local, en una posible réplica de las maniobras que realizó en Brasil.

Gobierno ecuatoriano niega sobornos

El gobierno de Ecuador ha rechazado constantemente la versión de que a funcionarios de ese país le fueron entregados unos 33,5 millones de dólares por parte de la empresa Odebrecht para ser beneficiada al igual que en otros países con la adjudicación de obras.

El Gobierno ecuatoriano ha reiterado que los representantes de la empresa Odebrecht no tienen pruebas de tal acusación.

Perú, Guatemala, Colombia y México

Los cuatro países han sido mencionados en el informe de los EEUU, según establece la acusación, la Odebrecht habría entregado a funcionarios de los Gobiernos de estas naciones en conjunto la suma de unos 68 millones de dólares.

En países como Colombia, funcionarios están siendo procesadas por el caso, mientras en Perú el Congreso formó una comisión para investigar a un grupo de políticos y que han sido involucrados con esta operación, entre ellos se encuentran el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), y los exmandatarios Ollanta Humala, Alejandro Toledo y Alan García.

Luego de observar todo el revuelo que han creado las supuestas acusaciones de sobornos de la multinacional Odebrecht en toda Latinoamérica habría que ver si las acciones coercitivas prosperaran y no queda en un simple tema del momento.

POR RAMÓM RAPOSO