Sondeo dice mitad ciudadanos ya no se fía de Bush en caso crisis

Por sábado 10 de septiembre, 2005

Washington, (EFE).- Tras el paso del huracán Katrina, el 52 por ciento de los estadounidenses asegura que no se fía de que el presidente de EEUU, George W. Bush, adopte las decisiones adecuadas en una crisis nacional, según una encuesta difundida .

La encuesta, publicada por la revista "Newsweek", indica que la popularidad del presidente alcanza el 38 por ciento, el nivel más bajo de su mandato.

Y el 52 por ciento afirma que no confía en que Bush tome las decisiones adecuadas durante una crisis nacional, frente al 45 por ciento que sí.

En cambio, un 52 por ciento sí se fía de que el presidente pueda atajar una crisis internacional.

El sondeo pone de manifiesto una fuerte caída en el número de ciudadanos que considera a Bush un mandatario con cualidades de fuerte liderazgo.

En la actualidad, un 49 por ciento de los ciudadanos cree que el presidente muestra una gran aptitud de líder, mientras que esa cifra alcanzaba el 63 por ciento inmediatamente después de las elecciones de noviembre del año pasado.

El 57 por ciento de los encuestados afirma que "la lenta respuesta del Gobierno a lo ocurrido en Nueva Orleans" les ha hecho perder la confianza en que las autoridades vayan a responder de manera adecuada a otro desastre natural.

El mismo porcentaje afirma que la crisis les ha hecho perder la confianza en la capacidad gubernamental en prevenir un atentado terrorista de gran magnitud, aunque el 50 por ciento asegura que no.

El 40 por ciento de los estadounidenses, según la revista, considera que la respuesta del Gobierno a la crisis en Nueva Orleans ha sido deficiente.

El 32 por ciento cree que fue suficiente, el 21 por ciento la considera buena y el 5 por ciento la cree excelente.

Los resultados de la encuesta se encuentran en línea con otras similares elaboradas después de que el huracán Katrina devastara la zona costera de tres Estados -Misuri, Luisiana y Alabama- y causara la inundación de la ciudad de Nueva Orleans.

Una encuesta elaborada por el Instituto Ipsos y difundida hoy indica que la aprobación presidencial está en el 39 por ciento.

El presidente Bush y su Gobierno han recibido numerosas acusaciones de lentitud a la hora de responder a la catástrofe y prestar asistencia y rescate a las víctimas del desastre natural, uno de los peores en la historia del país.

Como resultado de las críticas, Bush ha optado por apartar de la operación al responsable de la coordinación de las tareas sobre el terreno, el director de la Agencia Federal para la Gestión de Urgencias (FEMA), Michael Brown. EFE