Sondeo revela jóvenes desean abandonar el país al terminar sus estudios

Por admin lunes 28 de enero, 2008

La falta de oportunidad, las discriminaciones sociales y la pérdida de ideologías y de la ética, fueron señaladas por el economista Juan Miguel Pérez, como las principales causas que obligan a los jóvenes capacitados a irse fuera del país.

Esta semana el programa de televisión La Caja de Pandora trató el tema de la fuga de cerebros y como parte de su contenido realizó un sondeo entre jóvenes estudiantes de medicina, ingeniería y ciencias exactas de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), preguntándoles si piensan abandonar el país al finalizar sus estudios, a lo que más del 90% respondió que sí.

“Cualquier lugar puede ser mejor que éste”, afirmó el último de los encuestados por el equipo de producción del programa, que se transmite todos los domingos de seis a siete de la tarde por el Canal 45. El economista y experto en derecho público Juan Miguel Pérez, dijo en su comparecencia en La Caja de Pandora, que la falta de oportunidades, las graves discriminaciones sociales y la pérdida de ideologías y de la ética, son los principales problemas que obligan a los jóvenes a tomar una decisión tan drástica.

“Yo no creo que la época presente una situación de abundancia ni de prosperidad. Aquellos que hemos decidido quedarnos o volver a este país y sufrir en carne propia cualquier tipo de vejamen, tenemos que saber que tenemos que resistir, tener el sacrificio como estandarte y la entrega desinteresada como la mayor de las gratificaciones que uno pueda recibir”, resaltó Pérez.

Por su parte, la periodista y escritora Argénida Romero, quien también asistió al programa, contó que en la época en que realizaba servicio comunitario en las parroquias del barrio de Los Mina, de donde ella procede, encontró a jóvenes que no se sentían motivados a estudiar ya que el ejemplo inmediato que tenían era de personas que sin mayor preparación habían conseguido escalar social y económicamente, afiliándose a un partido político y cometiendo acciones deshonestas.

Ante la pregunta de qué puede hacer el Estado y toda la nación dominicana para incentivar a los jóvenes a permanecer en el país, Juan Miguel Pérez dijo que de los gobiernos no espera nada y que solamente a través de la propia entrega y recuperando los ideales se puede revertir la situación. Por su parte, Romero abogó porque cada uno de los jóvenes tome conciencia de su deber y papel dentro de la sociedad, aceptando como un reto encaminar el país hacia el verdadero progreso y desarrollo.