Sosa admite no está en condiciones de exigir en las Grandes Ligas

Por jueves 29 de diciembre, 2005

Santo Domingo, 29 dic (EFE).- Sammy Sosa tiene los pies sobre la tierra.El toletero dominicano de las Grandes Ligas admitió hoy que en estos momentos no está en condiciones de exigir grandes contratos ni de jugar exclusivamente en los jardines. "Sammy Sosa tiene como propósito cumplir con una meta en las Grandes Ligas, y elevar el nombre de su país como siempre ha tratado de hacerlo", afirmó el jugador a una pregunta de EFE, luego de encabezar el reparto de comestibles a personas de escasos recursos.

Sosa, que jugó la temporada pasada con los Orioles de Baltimore, dijo que como individuo consciente de su realidad, sabe lo que quiere y cómo lograrlo.

"Todos me conocen en el béisbol, saben lo que he hecho (…), ahora sólo estoy concentrado en cumplir con mi meta (alcanzar los 600 cuadrangulares), para luego dedicarme a jugar por unos o tres años más", agregó.

El jugador reveló que se encuentra en conversaciones con al menos cinco equipos de las Grandes Ligas.

"No puedo dar mayores detalles sobre el particular, pero les garantizo que estaré en uniforme a la hora de iniciarse la temporada próxima", aseguró.

Sosa, que llegó a los Orioles procedente de los Cachorros de Chicago, tuvo una temporada considerada por debajo de sus condiciones cuando bateó sólo .221 de promedio al bate, con 14 vuelacercas y 45 carreras remolcadas.

El jardinero dominicano está a sólo 12 cuadrangulares de convertirse en apenas el quinto jugador en la historia de las Mayores en alcanzar los 600 bambinazos.

"Aún amo el béisbol. No estaré en el béisbol sólo por los 600 jonrones. La temporada pasada dicen que fue mala para mí, pero yo no lo veo así. Siento pasión por el juego y no estoy acabado", advirtió.

En cuanto al Clásico Mundial de béisbol, Sosa reiteró que estará jugando para el equipo dominicano en el evento de marzo próximo.

"Será fantástico representar a mi país en esa competencia, que reunirá a lo mejor del béisbol de todo el mundo", expresó.

Sosa alcanzó el estrellato en las Grandes Ligas cuando en 1998 disputó la histórica batalla de cuadrangulares con el estadounidense Mark McGwire.

En esa oportunidad, McGwire despachó 70 vuelacercas y Sosa 66 para romper ambos el récord de jonrones en una campaña, que había establecido el estadounidense Roger Maris con 61.

Su extraordinario poder lo llevó a convertirse en el primer y único jugador en las historia de las Mayores en despachar 60 ó más cuadrangulares en tres temporadas en las Mayores, y en 1998 ganó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Además, fue el primer jugador latinoamericano en despachar 500 cuadrangulares en la Gran Carpa, un círculo que sólo comparte con el cubano Rafael Palmeiro.

Sosa estuvo al frente de un reparto de alimentos a varias instituciones filantrópicas dominicanas y a varias decenas de ancianos.