Sosa continúa siendo el jugador más popular para los dominicanos

Por sábado 3 de diciembre, 2005

Santo Domingo, 3 dic (EFE).- El jardinero dominicano Sammy Sosa continúa siendo el jugador más popular en su país, a pesar de que en los dos últimos años su producción en las Grandes Ligas ha disminuido considerablemente. Según los resultados de una encuesta realizada por Gallup, que aparecen hoy en el periódico "Hoy", el toletero Sosa es admirado por el 30,5 de los dominicanos, escoltado por el lanzador Pedro Martínez, con 23,7 del favor de sus compatriotas.

El bateador designado David Ortiz aparece con una simpatía del 8,3 por ciento de los dominicanos, mientras Alex Rodríguez recibió respaldo del 5,9 por ciento y Manny Ramírez, 5,0, señala el sondeo realizado en noviembre pasado.

La popularidad de Sosa en la República Dominicana se remonta a la temporada de 1998 en las Grandes Ligas, cuando disputó la histórica batalla de cuadrangulares con el estadounidense Mark McGwire.

En esa oportunidad, McGwire despachó 70 vuelacercas y Sosa 66 para romper ambos el récord de jonrones en una campaña, que había establecido el estadounidense Roger Maris con 61.

Sosa, de los Cachorros de Chicago y McGwire, de los Cardenales de San Luis, continuaron en 1999 su "guerra" de vuelacercas, en las que el estadounidense volvió a vencer con 65 estacazos por los 63 que conectó el dominicano.

Desde entonces, Sosa se convirtió en el ídolo indiscutible de los aficionados dominicanos al béisbol, el deporte más popular en el país.

Su extraordinario poder lo llevó a convertirse en el primer y único jugador en las historia de las Mayores en despachar 60 o más cuadrangulares en tres temporadas consecutivas, y en 1998 ganó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Además, fue el primer jugador latinoamericano en despachar 500 cuadrangulares en la Gran Carpa, un círculo que sólo comparte con el cubano Rafael Palmeiro.

Sin embargo, la producción de Sosa con los Cachorros empezó a declinar en 2004, donde terminó ausentándose del último partido de la temporada de ese año, incidente duramente criticado por la prensa y muchos aficionados de esa ciudad.

El dominicano pasó entonces a los Orioles de Baltimore en la campaña pasada, pero su actuación fue decepcionante al despachar sólo 14 cuadrangulares, empujar apenas 45 vueltas y un bajo promedio al bate de .221.

Luego de la temporada, la gerencia de Baltimore informó de que no volverá a fichar a Sosa, que está a sólo 12 cuadrangulares de convertirse en apenas el quinto jugador en la historia de las Mayores en arribar a los 600 vuelacercas.