Suicida aparece en vídeo Al Qaeda es autor atentado Edgware Road

Por jueves 1 de septiembre, 2005

Londres, 1 sep (EFE).- El terrorista suicida que aparece en el vídeo de Al Qaeda difundido hoy por la televisión qatarí Al Yazira es Mohamed Sadiq Khan, un británico de origen paquistaní, de 30 años, que se inmoló el 7 de julio en la estación de metro de Edgware Road.

Sadiq Khan vivía en la localidad de Dewsbury, próxima a Leeds, en el norte de Inglaterra.

Casado y con un bebé de ocho meses, Sadiq hacía una vida aparentemente normal en Dewsbury y se dedicaba al cuidado de niños discapacitados, según declararon sus vecinos a los medios británicos que indagaron en las vidas de los cuatro suicidas.

Sadiq y sus tres compañeros causaron el 7 de julio 56 muertos al hacer explotar sus bombas en tres convoyes de metro y en un autobús londinense. La bomba que portaba Sadiq mató a siete personas, incluido él mismo.

Este terrorista y su esposa formaban una "pareja tranquila", según los vecinos. "Iba al gimnasio. Eso lo digo porque algunas mañana le veía llevar una bolsa en los hombros", comentó un vecino sobre el hombre que se inmoló en el metro de Edgware Road.

Los padres de Sadiq expresaron en julio pasado su "profundo y sincero pésame" por las víctimas de los atentados, a la vez que aseguraron que a su hijo le tuvieron que "lavar el cerebro" para cometer una atrocidad semejante.

En el vídeo difundido por Al Yazira, Mohamed Sadiq se presentó como uno de los autores de las explosiones en Londres y responsabilizó a los pueblos occidentales de los atentados en Londres, así como de los ataques del 11 de marzo en Madrid y los del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, por "elegir a gobiernos que cometen crímenes contra la humanidad".

"Vuestro apoyo a estos gobiernos os convierte en responsables de sus crímenes como yo soy ahora responsable de vengar a mis hermanos musulmanes", afirmó.

El presunto suicida, que se dirigió a la cámara en inglés, tenía un bolígrafo en la mano, que movía constantemente, llevaba un turbante y una chilaba y estaba situado delante de una manta.

Sadiq añadió que "los europeos nunca se sentirán seguros ya que son considerados objetivos de acciones similares", y advirtió de que "yo y miles como yo hemos dejado todo por nuestras creencias". EFE