Tener claridad

Por Persio Maldonado jueves 27 de abril, 2017

Quizás los principales dirigentes de los partidos políticos dominicanos no acaban de entender que los resabios de la clase media y de algunos sectores sociales están dirigidos, esencialmente, a un serio cuestionamiento al sistema político.

En ese contexto, nadie quedaría salvado de los reproches, aunque unos llevan más que otros. Y es lógico que así sea cuando se tienen serias reservas contra el funcionamiento eficaz de las instituciones.

La fe es una entidad muy sólida, pero sustentada sobre una base muy sensible que es la confianza, y cuando ésta se quiebra es muy complicado sostener cualquier relación de la índole que sea.

En consecuencia, los partidos deben convivir mostrando civilidad para entenderse.