TENIS-MASTERS SERIES MADRID (Resumen)Nadal asume su responsabilidad y responde en la pista

Por miércoles 19 de octubre, 2005

Madrid, (EFE).- Rafael Nadal superó el dolor, tomó la decisión de jugar y salvó su primer compromiso en el Masters Series de Madrid al vencer al rumano Victor Hanescu por 7-6 (5) y 6-3 en una hora y 39 minutos para alcanzar los octavos de final.

Después de tres semanas sin jugar un encuentro, tras defender al máximo a España en Copa Davis contra Italia en Torre del Greco y borrarse del cuadro de Viena para asegurar su presencia en Madrid, los aficionados pudieron ver por fin al campeón de Roland Garros.

Se resolvía así la tensa espera de los últimos días en los que su concurso estuvo bajo la sombra de la duda. La intención y el deseo de Nadal fue siempre la de jugar, pero su estado físico, mermado por la tendinitis aguda en ambas rodillas le había hecho renunciar al doble con Feliciano López por precaución y todo se había disparado, interrogantes, suspicacias.

Esta mañana, después de hacerse una nueva ecografía y una resonancia magnética en la clínica Montepríncipe, Nadal asumió su responsabilidad como puntal del torneo madrileño y optó por arriesgarse. Aunque salió con una cinta negra en cada una de las rodillas, corrió, esprintó, frenó en seco, e incluso saltó exhibiendo el puño en alto como acostumbra.

También quedó demostrado, sobre todo en los primeros juegos, que su forma no es la ideal y que tanta falta de actividad le pesa, pues Hanescu se adelantó 2-0 y 3-1. Poco a poco sus tiros fueron haciendo diana y los casi ocho mil espectadores del Madrid Arena empezaron a disfrutar de su habitual entrega, hasta que su dominio se hizo más patente, y se materializó cuando ganó la manga en el desempate, a la tercera oportunidad, pues tuvo dos antes con 6-5.

Para colmo, Hanescu tuvo que llamar al fisioterapeuta español Juan Reque para ser atendido en el abductor izquierdo tras el 1-1 del segundo set, cuando ya el brazo de Nadal se había calentado y el partido había cambiado totalmente de signo. Su derecha no se iba ya, y el rumano, cuarto finalista este año en Roland Garros, notaba el castigo.

Nadal en octavos, se las verá ahora con contra el ganador del duelo entre Tommy Robredo y Carlos Moyá, último de esta noche, con lo que un español estará en cuartos de final.

Mientras, la otra armada, la argentina colocó a tres de sus representantes en octavos de final, aunque en el camino quedó uno de ellos debido a un duelo fratricida.

Guillermo Coria, en busca de los puntos suficientes para lograr una de las cuatro plazas que quedan libres todavía para el Masters de Shanghai, sin jugar un gran tenis se deshizo del belga Christophe Rochus, por 6-3 y 6-4, y José Acasuso dejó fuera de combate al campeón de Roland Garros del 2004, Gastón Gaudio, por 7-6 (4) y 6-2.

El drama para Gaudio es que lleva encadenadas ya cinco derrotas consecutivas a las primeras de cambio, pues no gana un partido desde que batió al español Tommy Robredo en octavos en el Masters Series de Montreal.

Coria tendrá en el chileno Fernando González un rival inquietante. "Nunca se sabe con él, igual te tira un misil que la envía fuera", comentó el argentino, mientras que Acasuso se medirá con otro aspirante al Masters, el ruso Nikolay Davydenko verdugo del checo Karol Beck.

Juan Ignacio Chela, que había salido de la fase previa, no pudo con el sueco Thomas Johansson, campeón del Abierto de Australia, en el 2002, y cayó por 7-6 (2) y 6-3.

Mariano Puerta, finalista de Roland Garros en mayo, lastrado por el supuesto positivo por etilefrina que según el diario parisino L'Equipe dio en las semifinales, se sacó a base de garra su partido contra el bielorruso Max Mirnyi, verdugo del español Juan Carlos Ferrero el martes, por 7-6 (5) y 7-6 (5) un difícil rival, incómodo por su falta de ritmo pero contumaz en el ataque.

En unas condiciones poco propicias para él, por las características de la superficie y su especial situación anímica, Puerta se vengó de la derrota que Mirnyi le había infligido en Doha en el 2000 para avanzar a los octavos donde se las verá con el español David Ferrer.

También se situaron en octavos, el belga Oliver Rochus, que superó al croata Mario Ancic, duodécimo favorito, el eslovaco Dominik Hrbaty (14) y el checo Radek Stepanek. EFE.