Tifón Talim deja 124 muertos y 19 millones de afectados en China

Por jueves 8 de septiembre, 2005

Pekín, (EFE).- Al menos 124 personas murieron y 1,8 millones tuvieron que ser evacuadas en el este de China debido al tifón "Talim", que afectó a un total de 19,3 millones de personas, informó el Ministerio de Asuntos Civiles.

Además, 31 personas permanecen desaparecidas por las avalanchas de lodo y barro ocasionadas por las lluvias torrenciales de los últimos días, que dejaron 97.000 casas totalmente destruidas y 277.000 viviendas con daños de distinta consideración.

En total, 1.261.000 hectáreas de cultivo se vieron afectadas, según el Ministerio, que calcula en 15.420 millones de yuanes (1.533 millones de euros, 1.905 millones de dólares) las pérdidas económicas directas.

Este es el balance provisional de los daños causados por el tifón, uno de los muchos que azota China cada verano, y que hasta ahora sacudió sobre todo a las provincias de Zhejiang, Anhui, Fujian, Jiangxi, Henan y Hubei.

La provincia más afectada es Anhui, donde se registraron 75 víctimas mortales y todavía permanecen desaparecidas otras 12, seguida de Zhejiang (al Sur de Shanghai), con 25 muertos y 13 desaparecidos.

En total, 506.000 personas han sido evacuadas en Zhejiang y 457.000 en Anhui, aunque la mayor movilización se produjo en Fujian (con 630.000 desplazados), la primera provincia en ser azotada por el "Talim" el pasado jueves, tras la isla de Taiwán.

El tifón, que ya parece estar amainando, fue el tercero de gran potencia que azota la isla de Taiwán y las costas orientales chinas este verano, después de que el "Haitang", en julio, y el "Matsa", en agosto, causaran enormes pérdidas humanas y materiales.

No será sin embargo el último de la temporada, ya que, según los pronósticos meteorológicos, el "tifón número 15" (de nombre chino "Kanu") avanza ya por el Pacífico y podría llegar a Taiwán el próximo fin de semana.

Más de mil personas han muerto en lo que va de año en China, debido a desastres naturales, principalmente inundaciones, aunque las cifras son mucho menores a las de 1998, año en el que las peores crecidas del río Yangtsé en décadas causaron más de 4.000 muertos y millones de desplazados.

Los medios de comunicación chinos dedican escaso espacio al tifón que azota el sureste de China, debido sobre todo al férreo control informativo al que son sometidos, aunque sí hay una amplia cobertura sobre los estragos que ha causado el huracán "Katrina" en el sureste de EEUU.

A pesar de que los chinos están acostumbrados a este tipo de desastres en su propio país, se han conmocionado por las imágenes que llegan de Nueva Orleans y otras ciudades estadounidenses afectadas por las inundaciones.

De forma inusual, China ha entregado a EEUU cinco millones de dólares y material de emergencia a los afectados por el huracán, a los que se suman las ayudas voluntarias canalizadas a través de la Cruz Roja y otras organizaciones.EFE