“Torpedo” García quiere reivindicar veteranía ante Santana

Por viernes 14 de octubre, 2005

Anaheim (EEUU), (EFE).- El pitcheo latino se vestirá de lujo mañana, sábado, cuando en el cuarto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, suban al montículo del Angels Stadium de Anaheim el venezolano Freddy García y el novato dominicano Ewin Santana.

García, de 29 años, no sólo buscará conseguir la victoria para su equipo de los Medias Blancas de Chicago, sino que también reivindicará su clase y veteranía ante el novato dominicano, que fue el héroe del quinto partido de la serie de división que ganaron los Angelinos por 5-3 ante los Yanquis de Nueva York.

Además para el derecho venezolano el partido tendrá un significado personal muy especial porque será el primero que lance después de haberse convertido en padre.

García vivió la experiencia de ver nacer ayer, jueves, en Chicago a su primer descendiente, una niña a la que le han puesto el nombre de Sofía.

"Ha nacido en plena competición de otoño, algo hermoso, y también la he podido tener ya en mis brazos", comentó García.

Pero al margen de la felicidad personal, García es consciente que el gran reto está en el apartado profesional cuando salga al montículo para lanzar el cuarto partido de la serie, al que llega también descansado.

García lanzó por última vez en el tercer partido de la serie de división ante los Medias Rojas de Boston para quedarse con el triunfo después de permitir tres carreras con cinco imparables, incluidos tres jonrones, dos del dominicano Manny Ramírez y otro de David Ortiz, en cinco entradas.

El abridor venezolano, a pesar de llevarse el triunfo, quedó en un segundo plano porque fue el cubano Orlando "El Duque" Hernández el que lanzó tres entradas espectaculares, especialmente la sexta cuando la supero con las bases llenas.

Hernández, que dijo que podría haber sido el factor suerte el que estuvo de su lado, dijo que García había hecho la parte más difícil con las cinco primeras entradas.

Ahora el derecho venezolano vive el momento esperado de estar de nuevo en el montículo y está confiado que el descanso y el resto de los factores le van a ayudar.

"Aunque soy un lanzador que me encuentro mejor con cinco días de descanso, con Boston tuve siete, y no fue bueno, pero espero que trabajaré antes en el bullpen y estaré listo para el sábado", destacó García.

El derecho venezolano durante la temporada regular consiguió una marca de 14-8 con 3.87 de promedio de efectividad en los 228 episodios que trabajo durante las 33 salidas que hizo al montículo.

García también logró marca de 10-3 fuera de Chicago y 3.40 de promedio de efectividad para darle mayor confianza de cara al cuarto partido de la serie contra los Angelinos.

El manejador de los Medias Blancas, su compatriota Ozzie Guillén, dijo que García había lanzado suficientes entradas para darle un día más de descanso, que pensaba le iba a venir muy bien, de ahí que para el tercer partido se decidió por el tejano Jon Garland.

"He lanzado una gran cantidad de entradas y pelota esta temporada, por lo que unos días extra de descanso me vienen muy bien", comentó García, que además tiene marca de 1-0 y 3.38 de promedio de efectividad contra los Angelinos en la pasada temporada regular, por 11-3 y 2.66 como profesional.

Su gran rival será el novato Santana, de sólo 22 años, que sorprendió a todos con una gran pelota en el partido decisivo ante los Yanquis después que el estelar dominicano Bartolo Colón se lesionó en el primer episodio.

"Me siento muy tranquilo de volver al montículo y tratar de hacer de nuevo mi trabajo", declaró a EFE Santana. "Para mí todos los partidos son iguales, simplemente hay que jugar al béisbol, disfrutarlo y hacer bien las cosas".

Santana, que en la temporada regular consiguió una marca de 12-8 con 4.65 de promedio de efectividad, lanzó cinco entradas y un tercio como relevista de Colón y se consagró el debut de la competición de otoño al superar al bateo explosivo de los millonarios Yanquis.

Ambos lanzadores reconocieron que ellos no son los que se tienen que temer sino a los bateadores que deben enfrentar cuando estén en el montículo.

"Mis compañeros bateadores son los que deben preocuparse y temer a Santana, lo mismo que sucede con los de los Angelinos, que estarán preocupados de la pelota que yo pueda lanzar", comentó García.

De lo que ninguno de los dos abridores latinos tiene duda es que van a intentar lanzar su mejor pelota para seguir demostrando el por qué son ambos ganadores y estelares durante una Serie de Campeonato.EFE