Tragedia demostró EEUU no está preparado para desastres

Por viernes 16 de diciembre, 2005

Washington (EFE).- La destrucción de Nueva Orleans, ciudad emblemática, demostró en 2005 la falta de preparación de Estados Unidos para afrontar desastres, ya sean naturales o terroristas.

A punto de cumplirse cuatro meses del paso de "Katrina" -el primero y más devastador de los ciclones que este año golpearon EEUU- por los estados del Sur, muchos siguen preguntándose cómo es posible que las desoladoras imágenes sobre la tragedia procediesen de la llamada primera potencia mundial.

El propio presidente de EEUU, George W. Bush, tuvo que hacer el 'mea culpa' y reconocer que hubo errores "en todos los niveles del Gobierno", después de que Nueva Orleans se hundiera bajo las aguas y quedaran atrapadas centenares de personas, al romperse por la fuerza del huracán los diques de protección de la vieja ciudad sureña.