¿Trama contra el sueño de la libertad ?

Por Carlos Luis Baron viernes 16 de marzo, 2012

Dice el inefable Andrés L. Mateo: “En la República Dominicana estamos atravesando una trama contra el sueño de la libertad. Un partido que maneja todos los tinglados de la manipulación colectiva: Poder Ejecutivo, Cámara de Diputados, Senado de la República , Cámara de Cuentas, fuerzas armadas, policía nacional, poder judicial, organismos de seguridad, instrucción pública, organismos de beneficencia, estructuras del cobro de los impuestos, etc.”

Al final de su artículo termina con este lamento: “¡Oh, Dios! De lo que se trata es de lo único que nos ha quedado: el sueño de la libertad”. Leyendo estas cosas, se me ocurre que tan exquisita prosa poética es digna de una mejor causa.

En el fondo, ¿qué quiere Andrés? Probablemente que fluyan más votos hacia la fuerza que podría sacar del poder a los odiosos peledeístas, el PRD-Hipólito, a pesar de que menciona a Moreno, se supone que por hacerse el simpático frente a la “gente de avanzada”.

Si de lo que se trata es de conjurar esa “trama contra el sueño de la libertad”, vale decir, echar a los malvados peledeístas, no verá con buenos ojos, L. Mateo, que del litoral perredeísta comiencen a mudarse votos hacía Guillermo.

En cambio, si pudiera avergonzar a votantes morados, para que opten por una opción más progresista, o se queden en casa, estaría mucho mejor, según su lógica. Pero es duro, hay que ser muy valiente para decirle a la gente que Hipólito Mejía representa ese sueño libertario de los dominicanos ¿Tenemos tan mala memoria los/as dominicanos/as para no recordar la magnitud del desastre que significó el gobierno blanco? No Andrés, el pueblo es más astuto de lo que supones.

L. Mateo parece olvidar que hace poco era el PRD el que tenía todo el poder ¿Y cómo lo usaron? Sería largo enumerar todos los desmanes que cometieron, pero vale recordar que hubo atropellos a las libertades públicas y que se reestableció la reelección a fuerza de papeletas.

Sí, también el PRD tuvo “Poder Ejecutivo, Cámara de Diputados, Senado de la República , Cámara de Cuentas, fuerzas armadas, policía nacional, poder judicial, organismos de seguridad, instrucción pública, organismos de beneficencia, estructuras del cobro de los impuestos, etc.” A pesar de ese poder omnímodo, que llenó de soberbia a los blancos, llegando a despreciar a los propios aliados que los ayudaron a ganar, y los llevó a proclamar que todo cuanto había era para los perredeístas… y si algo quedaba, también era para ellos; fueron sacados del poder.

Al grito de ¡E’pafuera que van!, los votantes repusieron a Leonel Fernández y al PLD en el poder y los volvieron a ratificar para el siguiente cuatrienio. Lo que estamos diciendo es que, si la gente decide votar por Danilo/Margarita, lo hará porque esa fórmula le resulta más confiable que la de Mejía/Abinader.

El Soberano es el único que podría decir quién sí y quién no. Ese pueblo, que desde 1962 hasta el presente, ha votado cerca de un 70% de las veces en contra del poder ¿Por qué no lo haría ahora? Porque eso significaría traer de regreso al hombre que pide una segunda oportunidad, sin dar la más mínima señal de que ha cambiado, a un equipo sin propuestas creíbles y a un partido cuyos gobiernos nos han dejado muy malos recuerdos.

De eso se trata, querido Andrés, no de ninguna “trama contra el sueño de la libertad”, aunque debo admitir que hay mucha fuerza poética en la expresión.