¿Tú qué prefieres? ¿Sexo o Amor?

Por Nery Estevez lunes 30 de enero, 2012

¿Son necesariamente inseparables, o pueden vivir porseparado? ¿Puede prevalecer el sexo sin compromiso? Seguramente te has hecho estas preguntasen varias oportunidades y aún no las resuelves del todo. Coincidimos en que noson temas que debas tomar a la ligera y por eso aquí te ayudamos con algunosconsejos para combinarlos a la perfección:

Sin duda, tener sexo sin amores una decisión muy subjetiva que parte de la convicción de satisfacer el deseopor el otro, y al contrario de lo que se piensa no es una tendencia quepractiquen más los hombres.

Las opiniones son muchas y todas diferentes. Lossexólogos expertos apuntan a evaluar cómo han cambiado los antiguos cánones devincular los hombres al erotismo y las mujeres a lo afectivo, lo que conlleva anuevas prácticas.

Antes era común que los hombres, por machismo,transformaran su deseo en sexo y las mujeres en cambio, a partir del deseo,buscaran formalizar una relación en la que el sexo era consecuencia de ésta.

Evidentemente ahora, las formas de ser hombre y de sermujer, se están redefiniendo y ellas han decidido asumir su sexualidad buscandoejercer su derecho a expresarla libremente sin anillos de por medio.

Algunas, optan por seguir lapráctica de mentir sexo para conseguir amor,así como ellos mienten amor para conseguir sexo, y también les funciona. Y,aunque la mayoría de personas afirman que con el vínculoafectivo hay una mejor relación sexual, y eso también es cierto, lo ideal esque exista respeto por ti misma y por el otro a la hora de buscar el placer,enamorada o no. Nadie sabe qué puede pasar después entre tú y él.

El “amor sin sexo o sexo sin amor” es untópico bastante habitual. Sin embargo, esta reflexión enfrenta dos formas depensar completamente opuestas. Cualquiera de las dos opciones resultainteresante siempre que se elija libremente. ¿Amor sinsexo?, ¿sexo sin amor? ¿O la conjunción de ambas cosas? Según una encuestarealizada en 1999 por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), enEspaña, el 76% de los españoles entiende una relación amorosa como aquella enla que se comparte un afecto fuerte y en la que se mantienen relacionessexuales.

Un 35% la concibe como una relación estable en la quese comparten sentimientos amorosos pero que no tiene por qué incluir obligatoriamenteel sexo. Frente a ello, para un 10% de la población una relación esporádicaentre dos personas que muestran una atracción física y que desemboca en unarelación sexual, es una relación amorosa.

Aunque la realidad del sexo sin amor ha existido durante muchos siglos dehistoria, en las últimas décadas esta práctica se observa cada vez de una formamás habitual. Además, no solamente en los hombres como ocurría antiguamente porrazones de educación, sino también en las mujeres.

La situación de parejas enamoradas que no practicansexo es también habitual. Son parejas que comparten sentimientos y afectos muy profundos pero queno encuentran en el sexo una prioridad.

Las dos razones principales que aluden las personasque se decantan por esta alternativa son, por un lado, el deseo de mantener lavirginidad hasta el matrimonio por creencias religiosas y, por otro lado, lanecesidad de sentirse seguro en la relación y de superar el temor a un posibleengaño.

Los datos muestran que la mayor parte de la poblaciónse decanta por combinar el amor con el sexo. Las parejas que escogen estaposibilidad demuestran una serie de afectos, emociones y sentimientos mutuos.

Al mismo tiempo, el sexo resulta también una parteimportante dentro su relación como medio para demostrar físicamente los sentimientos que sienten por la otra persona. (neryestevezr@hotmail.com)