Un difunto se convierte en tema de la campaña para la alcaldía de NY

Por miércoles 19 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ Obviando docenas de temas acerca de los cuales los electores de la metrópolis quieren escuchar soluciones, esta semana un difunto se ha convertido en el principal punto de controversia entre Michael Bloomberg, actual alcalde de la ciudad y aspirante a la reelección y su retador demócrata el boricua Fernando Ferrer.

La polémica ha surgido a raíz de que la campaña de Bloomberg, le recordó a Ferrer, respondiendo críticas de éste al sistema de educación, que cuando el puertorriqueño fue presidente del condado de El Bronx, nominó al fallecido reverendo Alexander Jerome Greene para la Junta Escolar número 4, después que fuera acusado de robo y fraude.

El occiso fue uno de los dirigentes políticos de la raza negra más controversiales hace dos décadas y fue acusado de haber robado equipos escolares, pero posteriormente fue absuelto.

Greene, falleció hace alrededor de año y medio de cáncer.

El punto de Bloomberg es hacer ver que “Ferrer bregó hasta con aliados acusados de robo”, pero el boricua respondió diciendo que a los muertos hay que dejarlos en paz. A su reclamo, se unieron familiares del muerto, quienes pidieron al alcalde no tocar el tema.

Pero Bloomberg ha insistido recordándole a Ferre que “a pesar de sus protestas por haber mencionado el caso, es una muestra que durante su mandato como presidente de El Bronx, la corrupción en las juntas escolares y comunitarias, floreció”.

Green, quien en el momento de ser acusado era miembro de la Junta Escolar 9, fue arrestado bajo cargos de fraude, robo de propiedad e inapropiado uso de equipos escolares.

Luego de ser declarado inocente, Ferrer lo escogió para que fuera miembro de la Junta Escolar 4. La nota, que incluye una foto de un piano y la palabra “este no es el gran piano robado por el candidato de Ferrer”, fue enviada a miles de usuarios de la Internet por e-mail.

La campaña de Ferrer califica de propaganda “sucia” la estrategia y representantes del aspirante latino dijeron que se quiere confundir a mucha gente. La viuda de Greee, Aurelia que es vice presidenta de la Asamblea Estatal en Albany repudió el correo electrónico de la campaña de Bloomberg que se refiere a su marido fallecido.

“Las palabras no pueden expresar el profundo dolor personal causado por el vergonzoso ataque de Mike Bloomberg a mi amado marido”, manifestó la viuda en un comunicado de prensa.

Jerome Alexander Greene, quien al momento de su muerte, tenía 35 años de edad y era reverendo de una iglesia cristiana en El Bronx, falleció a consecuencia de un cáncer terminal, contra cuya enfermedad libró una larga batalla.

“Jamás he visto durante mi carrera política un ataque tan despreciable y mezquino”, añadió la viuda Greene.

Ferrer está exigiendo una inmediata disculpa de la campaña del alcalde. “Este último y despreciable ataque ha llevado a esta sórdida campaña a un nivel aún más bajo”, dijo Jen Bluestin, directora de comunicaciones de Ferrer.