Un fraude electoral tridimensional

Por Carlos Luis Baron miércoles 2 de mayo, 2012

La trampa tendida por la cúpula del PLD en esta campaña electoral consiste en ganar las elecciones antes de que le cuenten los votos. Para ello, han orquestado un fraude electoral en tres dimensiones.

La primera consiste en estafar a la opinión pública, insistiendo por todos los medios posibles, de que van a ganar las elecciones con más del 50%, cuando en realidad la intención del voto a su favor viene en picada desde las elecciones de 2006 y ahora no supera el 40%. Invierten la realidad de la intención del voto y para ello están pagando y publicando con insistencia muchísimas encuestas con el fin de sembrar el pánico y la confusión pública, o para crear una ficticia sensación ganadora.

Detrás de esas artimañas propagandísticas se esconden los preparativos del fraude electoral que han montado en otras dos dimensiones.

En su segunda, el fraude podría estar en la transmisión de los resultados electorales. Esa cuestión aún no ha sido resuelta, porque el pleno de la Junta Central Electoral, que es un Comité Intermedio del PLD, ahora le dice al país que antes de la transmisión simultánea de los resultados electorales a los partidos políticos y medios de comunicación, las actas deberán ser sometidas, primero, a un “proceso de reconocimiento inteligente de caracteres”, lo que se interpreta será una nueva maniobra para adulterar sus resultados.

Pero no son unos tontos para poner todos sus huevos en una sola canasta. Al plan B, le sigue un plan C. Si el plan B le falla, porque todo el mundo tiene sus ojos puestos sobre la JCE, no importa, ellos tienen su doctorado en fraude electoral, de manera que el día de las votaciones los veremos como lobos hambrientos comprando cédulas a gente que está dispuesta a cambiar un día de abundancia por cuatro años de sufrimientos.

Estafar a la opinión pública, hacer todo lo posible por adulterar los resultados electorales y montar un operativo de compra de cédulas, he ahí el fraude electoral tridimensional orquestado por la cúpula mafiosa del PLD.