Un llamado a la desobediencia de su institucionalidad

Por Pablo Batista miércoles 26 de septiembre, 2012

Me sigo preguntando, quién será el principal abanderado que se casará con la gloria perredeistas, movilizando todo los estamentos habidos, por haber, disponibles o que estén al alcance, para impedir el traidor y sus vasallos sigan hundiendo al Partido Revolucionario Dominicano, antes de que a través de tiempo y en una convención dentro de uno (1) o dos (2) años, cuando vea su próxima derrota eleve otro recurso ante el Tribunal Superior Electoral y, saque a la institución de combate para las elecciones del 2016.

Su misión es esa, pero no vemos las acciones de los militantes y dirigentes en las zonas, en las regiones, en los municipios, en las provincias, pero mucho menos en el comité ejecutivo nacional y la comisión política para impedir esa catástrofe partidaria, que le han encargado al traidor llevar a cabo, iniciando el plan con la derrota del candidato en las pasadas elecciones.

Según sus expresiones los motivos para sus malsanas actuaciones fueron, que el candidato del partido del cual es presidente, no pudo satisfacer el deseo de cambio que quería la población y que tampoco logró presentar propuestas que solucionaran los problemas del país. El señor traidor quiso defender su trabajo institucional, diciendo que presidió la asamblea para proclamar al candidato, que llamó a la integración, que defendió la casilla uno en la boleta, que puso vallas llamando a votar por el partido en la casilla uno, pero que tampoco autorizó a su esposa, ni a sus seguidores más cercanos a actuar en contra de Mejía.

“Ella tiene personalidad propia y toma sus propias decisiones, las cuales respeto totalmente al igual que a los demás compañeros de organización”. (Miguel Valgas Maldonado). Como siempre contra producentes son sus expresiones, porque el no podía desautorizar a sus acólitos de sus actos en contra del partido y el candidato en los momentos cruciales de la campaña electoral, pero tampoco podía dejar de participar en la celebración de la derrota del candidato del PRD en un lujoso hotel de la capital.

“El pueblo está despierto. Jamás volver a vivir lo que se vivió 2000-2004”. “Todo aquel que no se haga representar por mi esposo no tiene decencia”. (Angelita). Claro el pueblo no quiso darle la oportunidad a su esposo, porque siendo secretario de obras pública cometió supuestamente actos indebidos, por los cual fue amenazado en plena campaña del 2008 con ser sometido a justicia y ese acabose del partido, sus vasallos o seguidores, esta cara dura tiene la cachaza de expresar, que son la decencia del partido, que los dos millones de personas que sufragaron por el candidato, somos los indecentes.

No se hasta cuando seguiremos soportando tanto vejaciones, tanto maltratos por los indebidos, por la indecencia de nuestra organización. Cuando aparecerán los dolientes, que no se sumaron a los pronunciamientos de la presidente de FEDOMUSDE, que no se suman a las opiniones de los sufridos por las embestidas de una institucionalidad, que lo que busca es completar su encargo, por terminar su misión de sacar al partido en el 2016 de competición.

Yo hago un llamado a las bases, a todo aquel que le duela un poco este partido a la desobediencia partidaria a esta institucionalidad, para impedir males peores, porque sino lo hacemos ahora, mañana a nuestro mal no habrá solución. Si esperamos más, si no logramos parar a los traidores con tiempo, con el tiempo más nos perjudicará.

“Estamos a tiempo de parar este encargo, esta misión y mantener nuestra honorabilidad, de lo contrario la vamos mucho a lamentar”.

Pablobatista-30@hotmail.com