Un termómetro…

Por Carlos Luis Baron viernes 17 de febrero, 2012

¿Cuántos hoteles hay en toda la provincia de Puerto Plata?

¿Cuántos hoteles hay en toda la provincia de La Vega?

¿Hay en la provincia de La Vega más hoteles que en la provincia de Puerto Plata?

¿Porqué razón tiene que ser el carnaval de la provincia de La Vega un carnaval de muy, pero muy, pero extremadamente de muy superior entidad al que celebra la provincia de Puerto Plata?

¿Los hoteleros de Puerto Plata alguna vez han apoyado la celebración del carnaval de Puerto Plata?

¿Cuál sería la situación si cada hotel turístico de la provincia de Puerto Plata apoyara y solventara la formación de un grupo carnavalesco y que este presente una carroza durante desfiles carnavalescos bien organizados y programados?

¿Han pensado todos los dueños de hoteles de la provincia de Puerto Plata cuál sería la consecuencia, frente al país y al exterior, de que éllos le den un apoyo semejante al carnaval puertoplateño?

Es una perogrullada que el carnaval es algo que se celebra un mes del año.

Es una actividad folcklórica a la cual el empresariado turístico puertoplateño no le ha prestado atención para convertirlo en un atractivo turístico, a diferencia de otros pueblos del mundo y a diferencia de la provincia de La Vega, la cual increiblemente ha desarrollado un carnaval que se sitúa entre uno de los primeros del mundo.

Fuera de los aspectos agrícola, comercial e industrial como causales de ganancias económicas la provincia de La Vega tiene dos fuentes de entrada económica de carácter turístico que son de diferentes naturalezas: la más antigua es de naturaleza religiosa, pues tiene el Santo Cerro al cual acuden diariamente centenares de personas de todo el país a peregrinar para cumplir promesas religiosas, lo cual provée a La Vega de una entrada económica diaria; y la más reciente (hablando en términos comparativos y relativos) es precisamente su carnaval, el cual le genera un caudal económico extraordinario durante el mes de Febrero.

En mi artículo “La solución está en manos de Puerto Plata“ hice alusión a un Calendario de Actividades a desarrollar por toda la provincia puertoplateña durante el año, en el que durante un mes se celebre determinada actividad, en otro mes otro tipo de actividad y así sucesivamente.

En un Calendario de Actividades como ese el mes de Febrero, naturalmente, de manera necesaria tiene que ser enfocado en función del carnaval.

Es entendible que cada hotel desarrolle actividades internas que tienden a que los turistas alojados en él no salgan del mismo: el empresariado hotelero de Puerto Plata tiene una mentalidad de encierro semejante a eso y por ello no coordina entre sí esfuerzos de planes conjuntos para el desarrollo turístico.

De lo que estamos hablando es de romper ese marco signado por el egoísmo, de lo que se trata es de que todos los empresarios hoteleros radicados en Puerto Plata se acerquen entre sí y coordinen esfuerzos tendentes a devolverle a la provincia norteña su rol de Primer Polo Turístico de la República Dominicana.

He mencionado el sector hotelero sólamente.

Pero si el sector hotelero apuesta a desarrollar el carnaval puertoplateño a ese propósito también deben unirse los demás sectores empresariales y también todos los demás sectores.

Hablo de un esfuerzo mancomunado, sin exclusión de sector alguno.

Si los empresarios hoteleros radicados en Puerto Plata se trazan la meta de un Plan Maestro de Desarrollo Turístico en base a dicho Calendario de Actividades otra será la suerte de toda Puerto Plata.

La comparación entre el carnaval de Puerto Plata y el carnaval de La Vega es un termómetro…