Una educación de calidad

Por Carlos Luis Baron viernes 6 de julio, 2012

La educación es la base fundamental de desarrollo de cualquier país, la problemática existente que afecta a muchos dominicanos “sobre la falta de educación” no es a causa del tiempo que se le dedica a la docencia y del poco presupuesto que, hasta la fecha, se ha venido asignando; el principal factor del problema está en la poca preparación de los maestros, la falta de interés del Estado, y la indiferencia al seguimiento de la calidad de la educación establecida en el articulado 60 de la Ley No. 66-97, sobre Educación. Nacional

Etimológicamente el vocablo educación proviene del latín educere y educare, que significan “guiar o conducir” y “formar e instruir”. La RAE define la Educación como: “La acción y efecto de educar; la crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes”. De estas concepciones deducimos que la educación es el conjunto sistemático de capacitación del ser humano, aplicando métodos diferenciados de acuerdo al grado de aprendizaje del individuo, con la finalidad de obtener su desarrollo a nivel cultural y personal, haciéndolo una persona productiva para la sociedad en que vive.

Según el gran filosofo Platón, las tres funciones principales de la educación son: “La formación del ciudadano; La formación del hombre virtuoso; Y la preparación para una profesión” [La formación del ciudadano comprende comportamientos y normas de convivencia social, enseñándole sus derechos y deberes como ciudadano, Es necesario que un hombre profesional no solo conozca de ciencias, para su perfeccionamiento debe tener virtudes. Corroboro la teoría del gran Platón, preponderando “la formación del hombre virtuoso” ya que el deterioro de los valores en el hogar es lo que está destruyendo nuestra sociedad, un hombre virtuoso siempre va intentar superarse y ser buen ciudadano, por eso considero que es la función principal que el Estado debe atender para lograr el avance pregonado por décadas].

¿Por qué es necesario que nos eduquemos? ¿Por qué el Estado no se esfuerza en invertir en la educación lo que legalmente corresponde?

Es fácil determinar la necesidad de una educación afín con el nivel social en que vivimos, en donde la política se ha convertido en la base de crecimiento económico y ni siquiera se exige un grado de educación optima y que garantice la efectiva representación de nuestros derechos, esto se demuestra en la cantidad considerable de personas analfabetas ocupando puestos de tanta relevancia como es el legislar; pero el punto es que debemos educarnos simplemente porque la única forma de lograr nuestro desarrollo es por este medio, una persona educada es alguien difícil de engañar, no se trata solo del conocimiento científico; más bien, de crecimiento personal, en donde la conciencia individual juega un papel importante al momento de tomar decisiones, no se vendería porque está fortalecida de sabiduría y se alimenta del conocimiento adquirido, esto la sacia; un ciudadano instruido tiene su propia voz en la tribuna y defiende sus intereses y derechos “a capa y espada”; porque su convicción es más fuerte que la necesidad física que le desgasta los huesos, es ser de admiración “en este tiempo”, honorable, reconoce su valor y los valores inculcados le guiaran y llegaran a toda su generación, creando un circulo de líderes y gente de conciencia firme.

El Estado no invierte en educación porque simplemente se debilitaría el poder coercitivo sobre la gran masa (que es la población pobre), en donde el nivel de capacitación cultural no ha tocado sólidamente y de manera progresiva a esa parte poblacional, esta causa resta posibilidades de progreso ¿Quién va a contratar a una persona carente de un nivel cultural, profesional y personal? NADIE.

La única forma de brindar oportunidad de cambio al país es invirtiendo en una educación de calidad, no solo aportando más dinero del producto interno bruto (con esto no se garantiza que la educación va a mejorar) es preparando a los maestros a nivel profesional, mejorando su calidad vida; dar seguimiento a la calidad de la educación y, sobre todo, a al orden familiar de los alumnos…

La educación comprende ciertas condiciones, aptitudes y medios; para llegar a educar y educarnos hay que empalmar cada una de estas condiciones de manera conjunta, son tres: la condicione económica está reglamentada por la Ley 66-97 establece la inversión que debe proporcionar el Estado para obtener una educación “digna” para todos los ciudadanos, la condición material esta abarca la creación de escuelas con una ambientación propicia, la facilitación de material didáctico y por ultimo tenemos la condición espiritual para poder aprender es necesario tener la mente fresca, fuera de preocupaciones, en armonía familiar y cito una frase muy usual entre los dominicanos “mal comio no piensa” por lo que irrefragablemente para el buen aprendizaje se necesita estar bien alimentado.

Según la Ley nuestra refiere la educación como medio de desarrollo individual, pero también la destaca como un factor “primordial” del desarrollo social…(art. 4 literal h, Ley 66-97), esta es una obligación del Estado “no un deber” garantizar una buena educación en igualdad de condiciones y calidad, cuando se invierta en una educación con calidad estamos hablando de progreso personal y crecimiento económico para todos.