¿Una segunda oportunidad para el PPH?

Por Carlos Luis Baron domingo 5 de febrero, 2012

BOSTON, USA.- El ingeniero Hipólito Mejía y el PPH le piden al país una segunda oportunidad para enmendar los errores de su primer gobierno. Y de manera rápida y sin detenernos a pensar mucho en las posibles implicaciones de este pedido, podríamos decir que no existe nada malo en arrepentirse de las cosas malas que hemos hecho en el pasado, y en tratar de corregirlas.

Hipólito Mejía y su grupo de seguidores le prometen al país que de resultar victoriosos en el próximo torneo electoral, no van a quebrar a los principales bancos del sistema financiero nacional.

Prometen también que no van a devaluar a la moneda nacional, poniéndola a más del cincuenta por uno, en relación al valor del dólar.

Se compromete el candidato del PPH, en no abusar del poder, ordenando a su Jefe de la Policía a apresar sin una orden judicial, a comunicadores sociales, simplemente porque expresen posiciones contrarias a su gobierno.

Nos prometen que no van a llevar la tasa del desempleo a alrededor de un 18%.

Nos dice el Ing. Hipólito Mejía que de resultar electo, no le va a volver a decir a los ciudadanos comunes, que si las calles están duras, se suban a las aceras. O no lo vamos a escuchar decir de nuevo a los jóvenes, que él no juega con malditas computadoras, ni con el internet del carajo ese.

A las mujeres dominicanas, el candidato del PPH les promete, que nunca jamás las va a ofertar como si fueran mercancías, como cuando dijo durante su anterior gobierno, en aquella frase tristemente célebre: “La República Dominicana tiene muchas cosas que ofrecer: Mujeres negras, mulatas y unas cuantas blanquitas que aparecen”.

En un próximo gobierno de Hipólito Mejía no tendremos que preocuparnos porque este vuelva de nuevo a dar la orden de quemar miles de tareas de arroz, para evitar que los precios de este cereal llegara a precios bajos a los pobres del país.

Los ambientalistas no tienen que preocuparse porque nuestra caoba sea nuevamente usada para construirle al Jefe del PPH una nueva casa de Veraneo, ya que nos promete que con la que se construyó durante su primer mandato es suficiente.

El sector eléctrico puede estar seguro de que no se va a enajenar el patrimonio nacional en esa área, subscribiendo contratos onerosos en detrimento del Estado Dominicano.

En un posible nuevo gobierno de Hipólito Mejía y el PPH, no volveremos a repetir situaciones, como las de Quirino Paulino, ni como la de la PepeCard.

El arrepentimiento del desastre creado por el gobierno del Ing. Hipólito Mejía y su PPH, son cosas superadas que han quedado enterradas en el pasado, según nos asegura el candidato perredeísta.

Y yo le creería, a no ser por las continuas declaraciones de Hipólito Mejía y sus seguidores, en donde los mismos nos recuerdan a diario, que Hipólito es Hipólito y que él no puede cambiar. Y como yo soy una persona creyente, les tomo la palabra.

Estoy consiente que el candidato del PPH no puede cambiar, ni en su interior tiene deseo de cambiar su forma de ser y actuar. Puesto que este tiene el convencimiento de que hizo el mejor gobierno que su capacidad le permitió.

Ese gobierno puede que haya sido un buen gobierno para los miembros del PPH, pero no así para nuestro pueblo. Por lo que mi respuesta ante el pedido de Hipólito Mejía sobre una segunda oportunidad, es la siguiente: “Si me engaña una vez, sinvergüenza es…..Si me engaña dos, sinvergüenza yo”.

El autor es analista político.