“Una sorpresa de amor”, un libro singular

Por Carlos Luis Baron lunes 23 de julio, 2012

“Una Sorpresa de Amor” es el título que nos presenta la primera obra del hatomayorense, Sergio Alexis Peña Marte, también conocido como el Poeta Rosario, y la misma se trata de un poemario que nos lleva a recorrer los caminos que ya nos parecían olvidados.

El libro consta de 32 poemas, poemas que nos vinculan de manera directa con aspectos fundamentales de nuestro diario discurrir, como es el caso del amor por una mujer:

“EL Nacimiento es tan tierno, 

su madurez cosechamos,

son las hermosas mujeres,

por las que la vida damos”.

Versos como los anteriores nos hacen recordar que como seres humanos estamos adornados de debilidades que rayan en lo ridículo, y aunque parezca algo ilógico e inexplicable, es verdad que muchos hombres han optado por divorciarse de su existencia y matrimoniarse con la eternidad en algún cementerio por el aparente simple hecho de no ser correspondidos sentimentalmente por una que otra mujer.

Con versos como los anteriores y tal vez si proponérselo y sin ni siquiera saberlo el Poeta Rosario deja ver matices que cualquier conocedor crítico de la literatura lo tacharía de estar influenciado por el español Gustavo Adolfo Bécquer (Rimas), o por el dominicano Fabio Fiallo (For Ever).

Lo que hace a “Una Sorpresa de Amor” un libro singular es la pluralidad de los temas que a través del verso se abordan en el mismo. Sin que dicha obra necesariamente esté delimitada a enfocar un tema en particular.

Un soporte claro de lo que decimos es que aparte del amor a la mujer el autor evoca el amor inmenso que siente por su país:

“Hay un pequeño país,

donde sale grande el sol,

orgullos estoy de vivir,

porque dominicano soy”.

Aquí con este canto el Poeta Rosario apela al amor a la patria, amor que tras la muerte del Poeta Nacional Pedro Mir, la gran mayoría de los dominicanos hemos ido perdiendo, pero aun así, la República Dominicana continúa ubicada “en el mismo trayecto del sol”.

Pero lo mismo nos muestra su preocupación por los grandes problemas que nos acogotan como seres humanos de manera general y como dominicanos de forma particular. Los casos más abordados y tomados  como estandarte por el Poeta son la naturaleza, el aborto, el egoísmo y  el amor desmedido al dinero, entro otros.

Tal vez sin proponérselo, el Poeta Rosario hace una acertada critica a la justicia, y que viene como anillo al dedo a la justicia dominicana, en donde se ha hablado de la compra y venta de sentencias, abuso de poder, mala administración de justicia, jueces y fiscales corruptos, y viene como anillo al dedo porque, y lamentablemente hay que decirlo, la República Dominicana es uno de los pocos países en donde la Justicia no es igual para todos:

“La justicia no es mala,

culpemos a sus integrantes,

que antes de llegar al Juicio,

sueltan el preso un día antes.”

Pedro Sergio Alexis Peña Marte nos advierte sobre la dirección que debemos tomar en esta vida, porque, según él, tarde o temprano estaremos sobre el estrado ante el Juicio de Dios:

“Las cosas que están pasando,

como el derrumbe de Haití,

sino buscamos a Dios,

eso puede pasar aquí.”

“Una Sorpresa de Amor” es un poemario que cuenta de 32 poemas, distribuidos en 53 páginas y el mismo está divido en estrofas que están compuestas por versos libres y dotados de una rima que en ocasiones es asonante y en otras consonantes. En el mismo, y para ser su primer poemario, Sergio se nos presenta como un poeta acabado,  y esto es sencillo de explicar, el Poeta no se hace, nace, y con el pasa de los años, como diría el poeta chileno Vicente Huidobro, se convierte en “un pequeño Dios”.

El libro fue impreso en Editora El Nuevo Diario, y hasta este momento cuenta con cuatro ediciones.

El autor es crítico literario.(*)