Unámonos a la cruzada por un mejor país

Por Carlos Luis Baron jueves 19 de julio, 2012

Debido a que la educación será uno de los ejes transversales de la administración Danilo-Margarita (2012-2016), el equipo de la transición que trabaja en pro de la educación debe ir realizando algún acercamiento con los medios de comunicación, el empresariado y demás instituciones nacionales y extranjeras que operen en nuestro país, motivándolos a colaborar, según sus posibilidades, con los planes que precisan de la formación del país que todos anhelamos.

La consecución de un mejor país es tarea de todos. Es un asunto de tomar conciencia de nuestra identidad nacional y el deber solidario, patriótico… Pero la manifestación de la generosidad latente en el ser humano, en nuestras gentes, requiere de la motivación precisa que la haga reaccionar… Estamos seguros de que la asunción de Danilo Media al poder, llevando a su lado a Doña Margarita, es cual inigualable motivo para emprender tal empresa nacional.

Por lo tanto, es tiempo de que los responsables en realizar planes en pro del 4%, ejecuten algunas acciones tendentes a recabar el respaldo de la sociedad a la gran cruzada nacional que encabezará el Lic. Danilo Medina y que en tal virtud pudiera iniciarse, desde ya, con tantos spots, cuñas, etc., como sean posibles, a su firma y/o voz. No hay que esperar al anhelado día 16 de agosto venidero para iniciar con un llamado a las fuerzas vivas para que aporten su “granito de arena”.

Los medios de comunicación, por su parte, pudieran colaborar con la generosidad de la clasificación de sus programas. También exaltando nuestros valores patrios; exhortando sobre el respeto al derecho ajeno; los buenos modales ciudadanos; la autoestima a todos los niveles de la sociedad, desde los más pudientes hasta los más necesitados. El compromiso con nosotros mismos, con la familia, con la patria. Promoviendo nuestra habitual amabilidad y hospitalidad…

Un comportamiento honesto y responsable ha de inculcarse desde la temprana edad por cuanto la fortaleza y armonía social depende de ello. Ser honesto es ser correcto. No hacer a otro lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros mismos. El desarrollo nacional, por ejemplo, requiere del concurso fiscal para la redistribución del ingreso en educación, salud, viviendas, transporte, energía eléctrica, incentivo a la industria y el comercio, seguridad ciudadana y nacional, etc. Evadirlos, no es de patriota.

En verdad, para lograr un mejor país, conjuntamente con ese 4% para la educación, tenemos que avivar en nuestro pecho esa pasión por la patria que sentimos cuando tenemos que permanecer lejos de ella… Con los años se llega a comprender que la felicidad ($) lograda incluso fuera del país, suele convertirse en nuestra mayor infelicidad cuando comprendemos que ya es tarde y que algunas riquezas acumuladas no nos pertenecen para contribuir con alguna obra de caridad…

La Historia y los cargos de consciencia nos tomarán en cuenta la indiferencia a la gran jornada patriótica que nos permitirá coadyuvar al engrandecimiento de la patria junto al Lic. Danilo Medina y la Dra. Margarita Cedeño de Fernández. Nos encontramos en la antesala del momento más importante de nuestra vida republicana porque ya están dadas las condiciones para que se retome y concluya ese gobierno truncado en septiembre del 1963, el que encabezara el profesor Juan Bosch.

Los dominicanos somos buenos ciudadanos pese a los crímenes y delitos que suelen cometerse. Ello lo demuestra que las más de las acciones divorciadas con las leyes son cometidas por personas que aman a su familia pero que no pueden conectar su realidad personal con la patria y su devenir debido a la carencia educativa, a la falta de concientización y de oportunidades… ¿Cómo se explica la creciente preferencia turística por nuestro país de no ser por la calidad afectiva de nosotros?…

Insistimos que de lo que se trata es de crear conciencia, y esto implica la colaboración y práctica de una información y comunicación de calidad. Implica compromiso, solidaridad; la actitud de una oposición al Gobierno que de igual manera contribuya a aportar en pos de los mejores intereses nacionales. Es tiempo de dejar a un lado el egoísmo, el fanatismo… Los partidos deben buscar la unidad y armonía a lo interno porque de ello también depende la defensa del anhelado progreso.