Urge un cambio de status jurídico en el CDP

Por Carlos Luis Baron domingo 1 de julio, 2012

NEW YORK.- Siempre comparto y dialogo con el doble colega José Cabral Salcedo, director general del periódico La República en esta ciudad, y de vez en cuando tocamos el caso de nuestro Colegio Dominicano de Periodistas. Como abogados que somos nos preocupa el status jurídico del CDP, hemos coincidido que al mismo le hace falta una profunda revisión de la Ley que lo creo para hacerlo útil y funcional.

La entidad profesional que tenemos no tiene mecanismos que impida que individuos ajeno al quehacer periodístico no pueden ejercer esta sagrada profesión. Además, tampoco asegura que las empresas de los medios de comunicación entreguen el por ciento que por concepto de impuestos a esa ley debe recibir la entidad, para una mejor funcionabilidad de esa institución y el Instituto de Previsión Social.

Por estas barreras los periodistas verdaderos no disponemos de una buena pensión, y los que las tienen han tenido que recurrir al Estado dominicano a través de los gobiernos de turnos.

La justicia no actúa a favor de los periodistas cuando son demandas de las empresas periodísticas por falta del pago del impuesto de Ley del 0.50 por ciento que establece la Ley. El CDP sobrevive en medio de una pedidera constante que nos humilla frente a los demás Colegios Profesionales del país y de la misma sociedad. A los profesionales de la comunicación nos ven como miserables, desorganizados y mal formados.

Solo somos un edificio grande con una burocrática directiva, y que quienes llegan a ocuparla piensan que ello es una propiedad privada. Incluso hasta se reeligen, en base a falsas promesas.

Es hora de que los periodistas que han tenido la suerte de llegar a las Cámaras de Diputados o Senadores, así como los que somos juristas de comenzar un trabajo con dedicación para la modificación de la Ley que creo al Colegio Dominicano de Periodistas, porque de lo contrario en poco tiempo no tendremos nada. Hay que hacer una nueva ley, según plantea Cabral Salcedo en un estudio jurídico que realiza al respecto. Ojalá y así sea.