Uribe ratifica que no permite encuentros militares con golpistas

Por lunes 19 de diciembre, 2005

Bogotá, 19 dic (EFE).- El presidente colombiano, Alvaro Uribe, ratificó hoy que no permite que la "inteligencia militar" en Bogotá se reúna con antiguos efectivos de Venezuela implicados en el golpe de Estado de 2002 contra su par del país vecino, Hugo Chávez.

"Yo no permito eso (las reuniones), y a eso no le saquemos disculpas. Simplemente, digamos la verdad, y que eso no se repita (…) porque si no se dice la verdad, ¿cómo se construyen relaciones de confianza con Venezuela? No habría manera", dijo Uribe.

Chávez denunció hace tres semanas a Uribe que esas reuniones eran un intento de "complot" por parte de ciudadanos del país vecino que ingresaron en Colombia para solicitar el estatus de refugiado, que les fue denegado.

Uribe admitió el pasado sábado en el balneario caribeño de Santa Marta, donde mantuvo una reunión de trabajo con Chávez, que en efecto se habían registrado reuniones en un edificio militar de la capital colombiana.

"El Gobierno colombiano no permite que nadie vaya a armar conspiraciones contra un gobierno democrático y, menos, de un país hermano", dijo entonces Uribe.

El titular del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), Andrés Peñate, dijo el domingo que la reunión con ex militares venezolanos fue un "acto académico" y no una "conspiración".

Pero Uribe advirtió este lunes en una entrevista con la cadena "Caracol Radio" de que los militares de su país no deben reunirse con ex efectivos venezolanos "ni siquiera para asuntos académicos".

Para esos fines que lo hagan "con las universidades o con las instituciones", enfatizó el presidente tras indicar que hace dos días le ofreció a Chávez "la verdad de lo que sabemos".

"El (Chávez) me había entregado esos papeles, y en esos papeles aparecía ese edificio, lo hice investigar, y es un edificio de inteligencia militar nuestra, y allí hubo esas reuniones", precisó.

Uribe agregó que "la inteligencia militar nuestra no se tiene que reunir con militares que han salido del Ejército venezolano y que tienen problemas con el Gobierno de Venezuela".

"Yo no permito eso, y a eso no le saquemos disculpas", continuó el presidente colombiano, quien les exigió a los altos mandos y cargos de los organismos de seguridad de su país "más acción que declaraciones, más operaciones que teoría". EFE