Uribe reitera que no se concederá asilo a militares golpistas

Por martes 6 de diciembre, 2005

Bogotá, 6 dic (EFE).- El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, reiteró hoy que su gobierno no concederá asilo político a varios militares venezolanos que participaron en el fugaz golpe de Estado de abril de 2002 contra el mandatario venezolano, Hugo Chávez. Uribe se refirió a la solicitud, que fue denegada en septiembre pasado, en unas declaraciones a periodistas tras un acto celebrado en la Cámara de Comercio Colombo-venezolana en Bogotá.

El gobernante colombiano señaló que urge replantear la política de asilo, que "no es sólo una institución humanitaria, sino una herramienta democrática".

"La verdad es que una cosa es una actitud de un país de asilar luchadores democráticos y otra cuando hay golpe militar y eso hay que empezar a agitarlo claramente", expresó Uribe.

El gobierno de Colombia rechazó el pasado 20 de septiembre el pedido de protección presentado por ocho militares y un civil que llegaron a Colombia tras participar el 11 de abril del 2002 en el golpe contra Chávez.

El empresario venezolano Pedro Carmona, que se proclamó como presidente por varias horas, está asilado en Bogotá desde mayo de 2002 y trabaja como profesor universitario.

La negación del asilo a los militares fue aplaudida y agradecida de inmediato por el gobierno de Venezuela.

La solicitud de asilo fue presentada por el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez -designado ministro de Defensa por Carmona-, el general de brigada Pedro Pereira Olivares, el contraalmirante Edgar Murillo González, ex director de la Escuela Superior de Guerra, y cuatro coroneles.

Los militares venezolanos todavía se encuentran en Colombia con permisos.

Uribe y Chávez, que hace dos semanas se reunieron en la localidad venezolana de Punto Fijo, se entrevistarán de nuevo el próximo 17 de diciembre en Santa Marta (Colombia) con motivo de los 175 años de la muerte en esa ciudad colombiana del libertador venezolano Simón Bolívar.