¡Usted lo ha dicho!

Por Carlos Luis Baron viernes 20 de julio, 2012

Precisamente usted,  uno de los dominicanos que mejor ejerce el oficio de escribir, sabe  perfectamente que de la abundancia del corazón habla la boca y que es imposible desdoblarse en un escrito hasta el punto de negar a su propio yo, y por eso, aunque su prosa es inigualable y resulta imposible dejar de leerlo una vez se comienza, no importa si en  su texto nos insulta, su fijación frente a Fernández Reyna, le lleva a regresar a sus odios y a sus miedos, concluyendo con sus críticas hacia él, hasta  el más erudito de sus tratados.

Cuando en su último trabajo “sobre el tiempo presente”  acierta a definir la conducta en zig zag del pequeño burgués dominicano, para calificar a quienes cometimos el infame pecado de resaltar su  “admiración" delirante por Leonel Fernández, usted nos sorprende con esta perla que más bien parece un auto retrato.

“Martirizados, odiándose a sí mismos en la imagen del otro que no pueden alcanzar, descomponen toda actividad humana hasta encontrar el acto puro que los acerca a sí mismos. Más allá de sí mismos no encuentran otro universo. Es su acto la única actividad que les pertenece. Son sus propios efluvios los únicos que los embriagan. No hay como el pequeño burgués dominicano para sucumbir en la sublimización de sí mismo.”

Después de leer el párrafo entre comillas, extraído de su diletación sobre la composición social de nuestro país,  no puede más que rendirme ante su confesión y aceptar con el debido respeto a sus capacidades, genio y figura que,  ¡ usted lo ha dicho!

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.