Vargas pondera avances RD para insertarse en la Sociedad del Conocimiento

Por admin martes 8 de enero, 2008

El presidente de INDOTEL, José Rafael Vargas, afirmó que son notorios los avances alcanzados en la reducción de la brecha digital que separa al país de los países de nuestra región, y de otros países del mismo nivel de desarrollo en el resto del mundo.

Vargas dijo que al cabo de tres años y cuatro meses de la actual administración del Indotel y dos años y meses de constituida la Comisión Nacional de Sociedad de Información y el Conocimiento, sin lugar a dudas podemos hablar de buenas noticias en el sector dominicano de las telecomunicaciones.

A continuación el discurso pronunciado por José Rafael Vargas en la reunión de la Comisión Nacional de Sociedad de Información y el Conocimiento:

Señores Miembros de La Comisión Nacional de Sociedad de Información y el Conocimiento

Hoy de nuevo nos reunimos, en una de las reuniones anuales a la que estamos comprometidos a realizar cada año, con el fin de revisar los progresos de los trabajos de los diferentes sectores de la vida nacional aquí representados, en el proceso de inserción del país en la Sociedad de la Información y el Conocimiento y con ello alcanzar el objetivo de preparar a la República Dominicana para su participación efectiva en la economía competitiva e interconectada que vivimos.

A todos ustedes, en mi condición de Presidente de esta Comisión, les ofrezco la mas cordial bienvenida, y les invito a que saquemos ricas experiencias de esta sesión de trabajo, con un alto nivel de participación, con miras a lograr propuestas de soluciones que nos acerquen a un plan de ejecutorias y estrategias que conduzcan a una E-Dominicana de la que todos nos podamos sentir participes y orgullosos de sus logros.

Al cabo de tres años y cuatro meses de la actual administración del Indotel y dos años y meses de constituida la Comisión Nacional de Sociedad de Información y el Conocimiento, sin lugar a dudas podemos hablar de buenas noticias en el sector dominicano de las telecomunicaciones. Son notorios los avances que hemos alcanzado en la reducción de la brecha digital que separa al país de los países de nuestra región, y de otros países del mismo nivel de desarrollo en el resto del mundo.

Debemos hoy hablar y resaltar del crecimiento de la infraestructura técnica, que facilita el acceso de ciudadanos y ciudadanas a los servicios de las Tecnologías de Información y Comunicaciones, (TIC) en el país.

Proveer el acceso es el primer paso en la cadena que concluye con el fenómeno multidimensional que llamamos “Conectividad”. Es decir que el contar con una infraestructura que permita el acceso no es suficiente para lograr un país conectado.

Para lograr Conectividad es necesario que los usuarios de los servicios cuenten con las capacidades mínimas que le califiquen como Capital Humano, y que haga un uso productivo de los servicios que se ponen a su disposición. Pero si poseemos acceso y ciudadanos y ciudadanas con las capacidades necesarias y no le proveemos de un entorno adecuado para el uso educado del acceso, no lograremos que la sociedad aproveche en forma efectiva la infraestructura que ponemos a su disposición.

Por consecuencia, es fundamental que entendamos, que cuando hablamos de la infraestructura de acceso, estamos hablando de solo uno de los ejes que constituyen la Conectividad.

Nuestros indicadores de acceso mejoran cada día en forma impresionante, lo que es una buena indicación del esfuerzo que realizan las empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones establecidas en el país.

Podemos ver con gran satisfacción cómo cada mes que pasa aumenta la penetración del servicio de telefonía celular móvil y con gran satisfacción podemos anunciar que al 31 de octubre del 2007 alcanzamos la impresionante suma de 5,078,732 teléfonos celulares móviles operando en la República Dominicana.

Esto significa que 56 de cada 100 dominicanos poseen un teléfono celular contratado con una de las cuatro prestadoras que ofrecen este servicio en la actualidad. Durante los primeros 10 meses del año 2007, este servicio tuvo un crecimiento de un 10.3%.

Por otra parte, las líneas fijas aunque no crecen con valores tan impresionantes como la telefonía móvil, han experimentado una ligera tendencia al crecimiento, alcanzando al 31 de octubre de este año un total de 903,335 teléfonos fijos. Esto representa un crecimiento de menos de un uno por ciento y debido al crecimiento normal de la población, la teledensidad se reduce ligeramente de 10.0 en diciembre del 2006 a 9.9 teléfonos por cada 100 habitantes.

Los teléfonos fijos han mantenido la tendencia a establecerse en alrededor de los 900 mil teléfonos, lo que se explica, por un lado, por el advenimiento de las nuevas tecnologías y los programas que estamos promoviendo para llevar los servicios de Internet y telefonía a las comunidades desprovistas del país. Y esto está haciendo que se observe un mayor aumento en el crecimiento de este servicio. Sin embargo hace falta acciones e inversiones más agresivas de las empresas operadoras en las comunidades más apartadas.

La combinación de las líneas telefónicas fijas y celulares al 31 de octubre del 2007 suman un total de 5,982,067, lo que significa que en promedio, 66 de cada 100 dominicanos poseen un teléfono móvil o un teléfono fijo.

Esto es equivalente a decir que durante los últimos 10 meses, hay un 10% más de dominicanos con un teléfono de su propiedad.

Otro renglón en el que se ha producido un crecimiento que nos satisface, es en el servicio de Internet. Al 31 de octubre del año en curso los proveedores del servicio reportaron un total de 287,168 cuentas en sus diferentes modalidades de de conexión.

Esto tiene una serie de implicaciones de gran importancia. Entre ellas podemos señalar que el numero indicado significa un crecimiento de 69.4% durante los primeros 10 meses del 2007.

Esto explica también, que 3.2 dominicanos de cada 100 poseen una cuenta de Internet y que estas cuentas ofrecen oportunidad de acceso a un total de 2.2 millones de dominicanas y dominicanos que constituyen el 23.8% de la población dominicana.

Otro aspecto que merece ser señalado respecto al servicio de Internet, es una reversión importante que se ha ido operando en dos aspectos. El primero se refiere a que cada vez hay más y mas cuentas de Internet residencial, lo que implica que cada vez más dominicanos se involucran en el uso del Internet para sus asuntos personales, estudiantiles y profesionales a nivel individual. Por otra parte también se nota una tendencia a la adopción del Internet de banda ancha en sus diferentes modalidades. Este proceso de reversión se inicio a partir del 2005 y hoy en día tenemos 67% mas de cuentas ADSL que cuentas Dial-Up.

Sobre estos datos debo hacer notar que solo dos operadoras de telecomunicaciones reportaron sus datos por provincia como fue solicitada. Las demás se limitaron a darla en forma global, lo que impidió que pudiéramos tener un mayor detalle.

Los indicadores que les he mencionado ciertamente reflejan que ha habido mejoría en cuanto a la infraestructura de acceso. Pero, cuánto hemos avanzado en el objetivo de insertar al país en la Sociedad de Información? Cuánto hemos logrado? O cómo se compara nuestro esfuerzo con el que realizan otros países similares a nosotros?

Para tratar de contestar estas preguntas, se han desarrollado los denominados “Índices”, los cuales se han diseñado mediante un proceso de síntesis de indicadores, que inciden sobre lo que se desea medir. Tal es el caso del NRI o Índice de Preparación para un Mundo Interconectado, que produce cada año el Foro Mundial Económico, (WEF), para cada país, partiendo de una metodología desarrollada por la Universidad de Harvard.

El NRI parte de un cálculo de tres subíndices que miden el ambiente del país, el ambiente que existe en el país analizado para el uso de las TIC, otro que mide el grado de preparación que poseen los sectores del país para el uso de las TIC, y por último se mide el uso que se hace de las TIC en el país.

El ambiente se determina a partir de las condiciones del mercado de las TIC, las políticas y regulaciones que inciden sobre las TIC y por último, la infraestructura de acceso con que cuenta el país.

Los sub índices de preparación y uso se miden de los tres componentes básicos del proceso: Individuos, negocios y Gobierno.

Todo esto se combina en un índice numérico entre cero y seis, siendo este último valor, la valoración más alta que se puede otorgar a un país.

Este año el Foro Mundial Económico realizó como en años anteriores la evaluación de la República Dominicana y otros 121 países y economías del mundo.

Al comparar los resultados de valor obtenido por nuestro país encontramos que de manera global obtuvo un NRI de 3.56 y obtuvo la posición número 66 de los 122 países y economías analizadas.

En el contexto de las naciones de la región de las Américas, quedamos en la posición número 14 de un total de 25 países de los que ocupan los primeros lugares EEUU, Canadá y Chile.

Los datos anteriores no resultan particularmente relevantes hasta que nos adentramos en ciertas comparaciones de cómo evolucionó el país en su NRI del 2006 respecto al año anterior 2005.

En el año 2005 el país alcanzo la posición número 89, mientras que en el 2006 se logró la posición numero 66, es decir mejoró 23 posiciones en el posicionamiento mundial.

Comparado con el resto de los países de las Américas se encuentra que fue el país que más avanzó, pero más aún, esa condición de haber sido el país que más avanzó también la obtuvo a nivel mundial.

En uno de los renglones en lo que el país experimentó un avance significativo y que tuvo un gran peso para el logro obtenido, fue en lo relativo al grado de preparación del Gobierno Dominicano para insertarse a un mundo interconectado, en el que se experimentó una mejoría de 23 posiciones. De igual modo se lograron avances de mucha importancia en el uso de las Tic en el Gobierno y en los Servicios de Gobierno en Línea, en las que se produjeron mejoras de 59 y 54 posiciones respectivamente.

En un análisis de las puntuaciones logradas por todos los países de sus grados de preparación Vs. El Uso que se hace de las TIC, encontramos que el país se encuentra en una posición media por encima, en cuanto a uso se refiere de la línea de tendencia de los datos. Los expertos han dicho que los países que se encuentran aglomerados en esa zona de la gráfica, se encuentran en el umbral para una carrera de avance, en el punto de “arranque” para su inserción en un mundo Interconectado.

Tradicionalmente, a lo largo de los años, el sector telecomunicaciones ha tenido una importante incidencia en la economía del país. Esto no es solo el resultado del efecto promotor de desarrollo que ejercen las comunicaciones, sino que también es parte de los volúmenes de negocio que manejan las empresas prestadoras y por los niveles de inversiones que se ven obligados a realizar para garantizar la calidad y cobertura de sus servicios.

Desde el año 2002 hasta la fecha, el sector de telecomunicaciones ha mantenido un ritmo de crecimiento sostenido que ha ido desde 14.2% hasta un 26% en el 2006 y hasta la primera mitad del 2007 observa un crecimiento de un 19% lo que hace suponer que al finalizar el año igualará o superará el crecimiento del año anterior.

La contribución del sector al Producto Interno Bruto también se ha mantenido en crecimiento en los últimos años. En el 2002 esa participación fue de un 8.8% y se ha mantenido con un crecimiento estable alcanzando un 14.4% en el 2006.

Creo, amigos, que es evidente, según lo que hemos visto de los indicadores, el NRI y la participación del sector en la economía nacional, que las telecomunicaciones constituyen un sector pujante que ha crecido en forma significativa en sus servicios y que el país está haciendo un uso adecuado de los mismos, dentro de un entorno de políticas, regulaciones e infraestructura que estimula el uso de los servicios, con un Gobierno comprometido con acciones encaminadas a lograr eficiencia, transparencia y participación de la ciudadanía a través de las TIC.

Las Nuevas Tecnologías

A lo largo de su historia, la República Dominicana se ha caracterizado por la adopción temprana de nuevas tecnologías.

En el sector de las telecomunicaciones, nuestro país fue de los primeros en poner en funcionamiento las primeras centrales telefónicas electrónicas de Control Común al principio de la década de los 70’s. De igual modo fuimos de los primeros países de Latinoamérica en tener las comunicaciones vía satélite. Este mismo año 2007 el país celebró los primero 20 años de telefonía celular. Cuando en pocas ciudades del mundo y en ningún otro país de Latinoamérica con excepción de Puerto Rico existía la telefonía celular, ya nosotros contábamos con ese servicio siendo pioneros en su implementación.

Ahora estamos en el proceso de repetir la hazaña con la tecnología de WiMax como vehículo inalámbrico para comunicaciones de banda ancha, por ahora en sistemas fijos y momádicos.

Las empresas Tricom y OneMax recientemente lanzaron sistemas de telefonía e Internet, utilizando para ello tecnología WiMax. Próximamente la empresa WindTelecom se propone lo mismo con un sistema a nivel nacional.

Independientemente de la tecnología que se use para estos fines, creemos en el advenimiento de sistemas que pongan a la disposición de los usuarios niveles de banda ancha, que propicien la convergencia de los servicios, y promuevan un cambio de paradigma en la forma de hacer negocios de telecomunicaciones.

Otro avance de importancia en la adopción de nuevas tecnologías lo tenemos con el advenimiento del NAP del Caribe, un centro concebido para propiciar negocios de comunicaciones entre nuestras empresas prestadoras y clientes usuarios de servicios, que en un ambiente de muy alta tecnología. Los proveedores tendrán acceso a una distancia cero. El NAP del Caribe será un recurso tecnológico de gran valor estratégico con el que contará el país a partir del próximo año.

El país ve con entusiasmo y expectativas positivas cómo cada día, mediante el uso de las tecnologías, surgen nuevas iniciativas y emprendimientos que le ofrecen nuevas alternativas de servicios con los que no se contaba y con los que no se soñaba contar apenas dos años atrás.

Me refiero a iniciativas como la de la Secretaria de Estado de la Juventud, que ha puesto a la disposición de los jóvenes dominicanos acceso gratuito a Internet, cubriendo una parte de la ciudad capital, a través de un sistema WiFi.

Con este sistema, los jóvenes dominicanos y dominicanas de la capital, pueden ir a ciertas plazas y localidades de la ciudad de Santo Domingo y acceder a Internet para sus asuntos personales o de estudio desde sus laptops en forma gratuita. Y lo mismo está pasando con establecimientos comerciales, clínicas, supermercados, aeropuertos, que están poniendo el sistema a disposición de los usuarios.

Algo similar está ocurriendo en la ciudad de San Cristóbal, promovido por el Ayuntamiento de la ciudad. En la actualidad el centro de la ciudad se encuentra “iluminado” por un sistema hotspot usando tecnología WiFi que permite a sus munícipes beneficiarse en forma gratuita del acceso al Internet.

Indotel, el Despacho de la Primera Dama, la Secretaria de Estado de Educación, Secretaria de Estado de la Juventud, en coordinación con una serie de grupos privados, clubes y ONG identificadas con objetivos de desarrollo han trabajado en conjunto para llevar la oportunidad de las TIC a las comunidades excluidas del país.

Esto se hace a través de lo que hemos llamado en forma genérica Centros de Acceso Público a las TIC, (CAPT), que consisten en centros dotados de una serie de facilidades de computadoras personales y acceso a Internet. Estos centros, dependiendo de la filosofía de la institución que los auspicie, ofrecen desde simple acceso a Internet hasta programas de alfabetización digital y contenidos educativos para niños, jóvenes y adultos.

En el mapa se puede ver la dispersión de puntos en los que hay CAPTs en todas las 32 provincias del país. Se puede comprobar en forma evidente que se ha logrado una penetración efectiva y que no existe rincón del país en donde no quede alguna forma de CAPT relativamente cercano.

En la actualidad existen 616 CAPTs o salas tecnológicas, divididos en 10 diferentes categorías, según los servicios y actividades que ofrezcan a la comunidad, auspiciados por cuatro entidades diferentes.

Tomando en cuenta la población mayor de 5 años de edad residente en cada localidad donde se ha instalado un CAPT, hemos podido determinar que los ya existentes sirven a una población total de poco más de 2 millones de dominicanos y dominicanas mayores de 5 años de edad. Esto significa que un 22.4% de la población dominicana que vive en las comunidades y localidades más excluidas del territorio nacional, ahora tiene acceso a las TIC. Podemos extrapolar la experiencia y decir que en promedio cada CAPT sirve a un poco más 4 mil dominicanos y dominicanas.

Las Malas Noticias:

Lamentablemente no todo lo que tengo hoy para ustedes son buenas noticias. Todos estos servicios que benefician al país se encuentra muy mal distribuidos y mientras tenemos lugares como Santo Domingo que desde el punto de vista de acceso a las tecnologías, está fuera del país, tenemos otras provincias totalmente excluidas y a las que todos los días le negamos a sus ciudadanos y ciudadanas el acceso a las oportunidades y les condenamos al subdesarrollo y a la cultura de la muerte.

La brecha digital que separa a las provincias menos excluidas con las más excluidas, es mucho mayor que la que separa a la República Dominicana con cualquiera de las potencias hegemónicas del mundo.

Solo a titulo de ejemplo: En las provincias de Santo Domingo, Santiago, La Altagracia y Puerto Plata, en donde solo vive el 27% de la población, se concentra el 72% de los teléfonos fijos del país.

En las cuatro provincias antes indicadas, en promedio hay una teledensidad de 22 teléfonos por cada 100 habitantes, mientras que en el resto del país, la densidad es de solo 3.1 teléfonos por cada 100 habitantes.

Mientras en Santo Domingo hay 40 teléfonos por cada 100 habitantes, equivalentes a cerca de 2 teléfonos por cada hogar, en la provincia de Elías Piña hay solo 0.89 teléfonos por cada 100 habitantes, lo que equivale a decir un solo teléfono por cada 45 hogares.

Como ya vimos al principio de esta exposición, el renglón de las telecomunicaciones con crecimiento mas impresionante es la telefonía celular. No obstante ese desempeño a nivel nacional, encontramos que en las mismas cuatro provincias, Santo Domingo, La Altagracia Santiago y Puerto Plata se concentran el 64% de los teléfonos celulares de todo el país.

En el conjunto de estas cuatro provincias, encontramos que existe una densidad de 113 teléfonos celulares por cada 100 habitantes, mientras que en el resto de las provincias la densidad es de solo 21.4 teléfonos por cada 100 habitantes.

El contraste mayor se opera en la provincia de Santo Domingo, en donde en promedio hay 202 teléfonos celulares por cada 100 habitantes, mientras que la provincia de Bahoruco tiene solo 12.8 celulares por cada 100 habitantes.

Solo en la provincia de Santo Domingo tenemos un numero de cuentas de Internet que superan el 10% de la población, siendo santiago quien más se le acerca con sólo un 2.2%

Tenemos un total de 21 provincias en las que menos del 1% de su población poseen cuentas de Internet y de esas, la provincia de Elías Piña tiene solo el 0.05% de su población con cuentas de Internet.

Tenemos tres provincias que carecen de Internet ADSL y coincide con que son las mismas tres provincias con menor densidad de teléfonos fijos por los que sus ciudadanos se ven aún mas limitados para el uso de acceso dial-up

Los Grandes Retos

No cabe duda que las malas noticias que hemos mencionado en contraste con las muy buenas noticias que adelantamos al principio, nos llevan a un estado de shock que nos obliga a reaccionar y entender que lo descrito y lo dramático de la tremenda brecha que divide el país, constituye un gran reto y una gran oportunidad para que esta comisión juegue el rol protagónico de revertir la situación descrita.

Todo esto me lleva a plantear la necesidad de que trabajemos en la elaboración de metas y objetivos para ser incorporadas dentro de la E-Dominicana, que logren reducir en forma apreciable la brecha digital interna que separa a los dominicanos y promueva la Conectividad.

Pienso mis amigos, que ese objetivo macro solo se podría lograr mediante el desarrollo de una serie de proyectos en los que todos, sector privado, sector público y la sociedad civil participen activamente.

No basta con las iniciativas como la que hemos encaminado un grupo de entidades de gobierno con los CAPT que les describí anteriormente. No basta con el esfuerzo eminentemente comercial de las empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones. No basta con las prédicas y comunicados de las organizaciones de la sociedad civil o con el esfuerzo de algunas ONG bien intencionadas. Es necesario el concurso de todos para que logremos el gran objetivo-país de reducir la brecha que nos separa.

Solo a titulo de ejemplo de cosas que pienso que debemos trabajar dentro de este espíritu de trabajo en conjunto les menciono los siguientes proyectos:

1.- Proyecto de banda Ancha rural que promueve en la actualidad Indotel y que se ha planteado como un proyecto a ser ejecutado por una empresa prestadora con subsidio otorgado por Indotel a través del Fondo Para Desarrollo de las Telecomunicaciones.

2.- Proyecto de Fibra Óptica sobre las Líneas de Alto Voltaje de la Empresa de Transmisión del Grupo de Empresas Estatales Eléctricas. Este es un proyecto que dada la naturaleza de las redes eléctricas, podría garantizar llevar fibra óptica y banda ancha a lugares del país donde nunca llegaría bajo condiciones normales por las inversiones que supondrían y por la lenta recuperación de las mismas.

Para su ejecución, este proyecto que debe contemplar una alianza estratégica entre el sector privado a través de las prestadoras de telecomunicaciones y el Estado como propietario de la Empresa de Transmisión.

3.- Hemos insistido en que no es posible el desarrollo humano sin que se creen las capacidades y se ofrezcan las oportunidades. El proyecto al que me refiero ahora es el de la creación de una red avanzada de transmisión para enlazar las principales universidades y centros de investigación del país. Hoy en día es mandatorio que nuestras universidades y nuestros mejores profesionales investiguen. Hoy no es posible realizar trabajo de investigación si estar conectado, pues es necesario tener acceso a las fuentes de información. La red que proponemos es una de muy alta velocidad que permitiría el intercambio de grandes cantidades de información entre nuestros investigadores y con investigadores de otros países que traten sobre los mismos temas. Esto implica acceso a Internt2, a la red Clara de Sur América y a otras redes de Europa y el resto del mundo. Este de nuevo, es un proyecto para ser ejecutado entre la SEESC&T como componente gubernamental y un componente privado de las universidades y otro de las empresas prestadoras de telecomunicaciones.

4.- El país requiere más ancho de banda internacional disponible en cualquier parte del país y a precios razonables. Es de todos conocidos que en la actualidad existen barreras de precios que impiden el acceso efectivo a facilidades internacionales y que inciden negativamente en la competitividad de aquellas empresas dominicanas y extranjeras ubicadas en el país, que requieren de comunicaciones internacionales para su desarrollo. Es necesario que un grupo de empresas prestadoras desarrollen un proyecto en conjunto, contrapartes extranjeras y para lo cual contaran con todas las facilidades y apoyo gubernamental que se requiera.

Señores, amigos todos, hoy aquí escucharemos los avances de las iniciativas que muchos de ustedes han emprendido para promover el avance de las TIC en el país. Hoy será también un día en el que les invito a reflexionar sobre todo lo que les he informado y de manera especial en el drama que implica la exclusión a la que sometemos a los dominicanos que no han tenido la gracia de vivir en Santo Domingo o en las provincias privilegiadas con mejores condiciones de acceso.

Una vez más reitero, que Sociedad del conocimiento en una economía competitiva, lo que significa es trabajar duro todos los días, en cada espacio del país, para la conquista del futuro. No debe ni puede ser la sociedad de unos cuantos, es la sociedad de todos los dominicanos, y en este plano, tecnología y educación van de la mano.

Hagamos del día de hoy una experiencia que nos marque y nos comprometa en la causa de reducir la brecha interna y hacernos más concientes de la necesidad de cambiar el paradigma. Hemos comenzado la marcha, no hay tiempo que perder.

Muchas gracias