Vecinos Ciudad Nueva inician jornada de protestas por construcciones ilegales

Por martes 6 de diciembre, 2005

Los vecinos de Ciudad Nueva se mantienen en pie de lucha, en contra de las pretensiones de la administración del Hotel Napolitano, quienes pretenden demolición y construcciones ilegales en los alrededores. Los lugareños señalan que esta situación le crea dificultades a los residentes de las calles Cambronal y El Número, provocándoles enfermedades, agrietamientos de propiedades, ruidos a todas horas y ocupación de áreas privadas ilegalmente.

Indican que la demolición es realizada sin las normas de seguridad exigidas por la Ley, “no han colocado vaya de concreto circundante, ni advertencia a los vecinos”.

Los denunciantes dijeron que según informes que han obtenidos, el Grupo Santamaría, propietario del hotel estaría interesado en comprar los edificios vecinos a precios de vaca muerta, a lo atribuyen los inconvenientes que están creando que “nos rindamos y terminemos vendiéndoles”.

Igual queja manifiestan por la construcción de un Condominio Jesús Aníbal, en la calle Padre Billini, entre la Palo Hincado y la Espaillat, adquirido por unos extranjeros. Informan que el contratista de la obra ha colocado un palo de luz y un transformador frente a varias viviendas, no frente a su Condominio, violando las reglamentaciones del Patrimonio Cultural, el Ayuntamiento y la Secretaría de Obras Públicas.

En ambos casos, la Junta de Vecinos ha organizado a los residentes y ha dado los pasos correspondientes en las instituciones debidas, pero no habido forma de que los “violadores” de la Ley cedan. Las amas de casa protestan en la Padre Billini. Mientras, que los vecinos de El Napolitano programan su plan de lucha.