Vecinos de Puerta de Hierro denuncian confrontan dificultades con suministro agua potable

Por admin lunes 21 de enero, 2008

La Junta de Vecinos del Sector Puerta de Hierro, Distrito Nacional, denunció que desde el 2002, los habitantes de este sector vienen confrontando serias dificultades con el suministro de agua potable, debido a que el tanque de almacenamiento del líquido, se encuentra fuera de servicios por falta de mantenimiento.

La situación les ha sido expuesta en varias ocasiones a los funcionarios de la Coloración de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo. Juan Cordero, presidente de la Junta de Vecinos, dijo que el costo para poner en funcionamiento dicho tanque, solo asciende a unos 800 mil pesos.

Para poder hacer frente a la escasez de agua, la mayoría de las familias ha tenido que adquirir tinacos y construir cisternas, pero aún así, se siente la escasez, en vista de que cuando se agota la reserva del líquido y las autoridades tardan para enviarlo, tienen que recurrir a la compra de camiones de agua. No obstante pagar religiosamente por un servicio que reciben de manera muy precaria.

Desde hace más de siete años, este sector viene siendo afectado por problemas tan acuciantes como el suministro de energía eléctrica, deterioro de las calles y la contaminación ambiental. Por lo menos, ya se iniciaron los trabajos de reparación de las vías.

Sin embargo, el problema mas grave, lo representa el deterioro de la planta de tratamiento de aguas residuales, que esta fuera de servicio desde hace más de siete años. La planta de tratamiento fue construida a escasos metros del río Isabela, próximo a una toma de agua potable, por la Inmobiliaria Geraldino, como parte de los compromisos asumidos con los adquirientes.

La planta de tratamiento hace años dejó de funcionar, y desde entonces los residuos sanitarios descargan directamente al Isabela contaminando sus aguas. Pero también el alcantarillado que lleva los residuos cloacales hasta la planta de tratamiento, esta obstruido por falta de mantenimiento. Por esta razón, en diferentes puntos de las vías el agua negra brota ocasionando charcos que impiden el paso de vehículos y transeúntes.

La pestilencia, la contaminación y el hedor que emanan de esos charcos, genera preocupación en las familias, ya que temen al surgimiento de brotes epidémicos. Los munícipes a través de la Junta de Vecinos solicitaron a Medio Ambiente y la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), la reparación de la planta y limpieza de los filtrantes, pero hasta el momento no ha prestado atención a los requerimientos.