Vehículos y edificios quemados en 12 noches de disturbios

Por lunes 7 de noviembre, 2005

París, (EFE).- Más de 300 vehículos y varios edificios, como escuelas y parvularios, fueron incendiados por bandas de jóvenes violentos en las primeras horas de la duodécima noche consecutiva de disturbios urbanos que azota a Francia, cuyo Gobierno ha decidido recurrir al toque de queda donde haga falta.

Según el balance establecido por la policía a las 23.30 horas locales (22.30 GMT), 324 vehículos ya habían sido quemados, entre ellos varios autobuses, y 65 personas habían sido arrestadas.

En una entrevista televisada anoche, el primer ministro galo, Dominique de Villepin, anunció que hoy, martes, el Consejo de Ministros invocará una ley, adoptada en 1955 para decretar el estado de emergencia en Argelia, que permitirá a los prefectos decretar el toque de queda desde el miércoles donde quiera que lo juzguen necesario.

Además, el jefe del Gobierno conservador anunció la movilización de 1.500 reservistas de la policía y la gendarmería para elevar a 9.500 el número de efectivos desplegados para tratar de atajar la ola de violencia urbanas que empezó el pasado 27 de octubre.

Sin esperar las medidas gubernamentales, el alcalde de Le Raincy (afueras de París) anunció un toque de queda para los menores no acompañados desde esta noche.

En zonas periféricas de Toulouse (suroeste francés), donde las violencias se reanudaron antes de la caída de la noche, un autobús, cuyos pasajeros habían sido invitados a apearse, y unos 30 coches fueron quemados antes de las 22.30 locales, y jóvenes apedrearon a policías que protegían a los bomberos.

Gobierno decreta emergencia

arís, (EFE).- Ante la peor ola de disturbios en casi cuatro décadas que azota a barrios pobres de Francia, el Gobierno ha decidido recurrir a una ley adoptada en 1955 para decretar el estado de emergencia en Argelia, y utilizada sólo de forma excepcional.

El primer ministro, Dominique de Villepin, anunció esta noche por televisión que "en este contexto particularmente grave", el presidente, Jacques Chirac, ha decidido convocar hoy, martes, el Consejo de ministros y "aplicar las disposiciones" de la ley de 1955, con lo que los prefectos podrán decretar el toque de queda donde les parezca necesario para restablecer el orden.