Venezuela ejercerá acciones judiciales contra predicador Pat Robertson

Por domingo 28 de agosto, 2005

Caracas, (EFE).- El Gobierno venezolano interpondrá acciones penales ante la justicia estadounidense contra el predicador Pat Robertson por proponer el asesinato del presidente venezolano, Hugo Chávez.

La decisión de acudir a la justicia fue revelada hoy por Chávez durante el acto de instalación del diálogo previo a la elaboración de la Carta Social de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Vamos a tomar medidas judiciales porque pedir el asesinato de un jefe de Estado es un delito", expresó el gobernante venezolano, quien recordó que la Casa Blanca no ha condenado la petición de Robertson.

Chávez indicó que si Washington no actúa frente a la propuesta "terrorista" de Robertson llevará el caso ante las Naciones Unidas y ante la OEA.

El presidente apuntó que, además, se está evaluando la posibilidad de solicitar su extradición.

"Los convenios internacionales autorizan a Venezuela a solicitar la extradición de este reverendísimo terrorista, porque las leyes internacionales son para eso", dijo Chávez.

"Los presidente de los Estados están internacionalmente protegidos y cualquier persona que los amenace es un delincuente internacional. Pedir el asesinato de un jefe de Estado es un acto terrorista", añadió el presidente.

"El gobierno de EEUU tendrá que decidirse. Debería llevarlo a prisión para dar ejemplo y ser consecuente con su discurso", argumentó Chávez.

El presidente indicó que Robertson no es una persona cualquiera porque además de ser un líder religioso y disponer de una red de emisoras de televisión "tiene acceso directo a la Casa Blanca".

En opinión de Chávez, Robertson forma parte de la "elite enloquecida" que domina en Washington y que no tiene escrúpulos en hacer cualquier cosa con tal de mantener su posición de control.

"Los locos más peligrosos del mundo están en Washington. Son como un mono con una hoja de afeitar. Tienen bombas atómicas y pueden acabar con el planeta", manifestó el presidente venezolano.

Horas antes, el vicepresidente del gobierno venezolano, José Vicente Rangel, calificó de "abominable" el silencio de la Casa Blanca. EFE