Vicepresidente brasileño abandona partido salpicado por escándalo

Por sábado 3 de septiembre, 2005

Brasilia, (EFE).- El vicepresidente de Brasil, José Alencar, anunció su desvinculación del Partido Liberal (PL), la pequeña formación conservadora por la que fue elegido y que ha sido salpicada por las denuncias de corrupción que sacuden al país.

"La crisis política nacional es muy grave y me ha dejado contrariado e incómodo, y eso me llevó a salir del partido", afirmó hoy el vicepresidente y ministro de Defensa en declaraciones a periodistas.

"Además, quiero dejo el partido en total libertad para que decida si continúa apoyando al Gobierno o no", agregó Alencar al confirmar las versiones según las cuales los dirigentes del PL estudian la posibilidad de retirar su apoyo en el Congreso al presidente del país, el socialista Luiz Inácio Lula da Silva.

El PL fue el partido conservador que se alió al socialista Partido de los Trabajadores (PT) en 2002 para reforzar la candidatura de Lula, derrotado en las tres elecciones anteriores al presentarse sin el apoyo de ningún grupo de centro o de derecha.

El acuerdo entre ambos partidos convirtió a Alencar, un senador y rico empresario que se había afiliado pocos meses antes al PL, en el compañero de Lula como candidato a vicepresidente.

Según una de las denuncias conocidas en las últimas semanas, para convencer a los liberales a apoyar a Lula, el PT le ofreció al PL 10 millones de reales (unos 4,2 millones de dólares).

El escándalo por denuncias de corrupción contra el Partido de los Trabajadores, que Lula fundó en 1980 y que lo condujo al poder, terminó por salpicar a varios partidos, principalmente al PL.

Los dirigentes del Partido Liberal, así como los del Partido de los Trabajadores, se hallan en la lista de parlamentarios que recibieron dinero ilegalmente de un publicista vinculado al PT y que está en el centro de todas las acusaciones.

El escándalo, que le ha costado el cargo a los principales dirigentes del PT y ha salpicado el gobierno de Lula, generó la mayor crisis política para el país desde el proceso político de 1992 que obligó al entonces presidente, Fernando Collor, a renunciar al mandato envuelto en denuncias de corrupción.

Alencar aún no ha dicho a qué partido se afiliará y si será candidato a vicepresidente el próximo año ante la posibilidad de que Lula intente ser reelegido.

Desde hacía varias semanas se especulaba sobre la posibilidad de que la formación de Lula rompiese su alianza con el PL y buscase un candidato a vicepresidente dentro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), una importante formación de centro que se alió con el Gobierno el año pasado.

Antes de afiliarse al PL, Alencar fue miembro y dirigente del PMDB, partido al que puede regresar.

El vicepresidente tendrá que anunciar en qué formación se integrará ntes de finales de este mes, cuando vence el plazo de inscripción partidaria para quienes quieran disputar las elecciones presidenciales, legislativas y regionales de octubre de 2006.

Tal hecho ha llevado a varios políticos a cambiar de partido en los últimos días y se esperan varias mudanzas para las próximas semanas.

El diputado conservador Delfin Netto, que durante años fue dirigente del Partido Progresista (PP), otro de las formaciones salpicadas por el escándalo de corrupción, anunció ayer su pase al PMDB.

Igualmente se espera una desbandada en el Partido de los Trabajadores, el más afectado por el escándalo y que en la última semana ha perdido a dos diputados. EFE