Zapatero vigilante ante vuelos EEUU pero no demostrada ilegalidad

Por jueves 1 de diciembre, 2005

Roma, 1 dic (EFE).- El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que va a estar "vigilante" ante alguna posible ilegalidad en los vuelos civiles de Estados Unidos que aterrizan en aeropuertos españoles, pero garantizó que, hasta ahora, no hay elementos para concluir que haya existido alguna.

Zapatero hizo estas manifestaciones en la conferencia de prensa que ofreció junto al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, al ser preguntado por los vuelos que supuestamente habría fletado la CIA para trasladar presos ilegales y que habrían hecho escala en aeropuertos de países europeos, entre ellos España.

El jefe del Ejecutivo reiteró la posición que ha explicitado su Gobierno en las últimas semanas y señaló que "hasta donde la Justicia ha investigado y hasta donde el Gobierno tiene información, no hay ningún elemento hasta este momento que permita decir que ha habido actos de ilegalidad".

"El asunto es muy serio porque las denuncias son muy serias, la presidencia británica de la UE ha actuado acertadamente pidiendo explicaciones a Estados Unidos, la Administración de este país se ha ofrecido a darlas y las escucharemos", añadió.

Además, garantizó que el Gobierno de España va a estar "vigilante" y colaborará en todo lo que suponga una información "adecuada y correcta".

Para Zapatero, en todo lo que afecta a la legalidad en cuestiones de los derechos fundamentales de las personas y de las libertades públicas, todos los Gobiernos democráticos tienen que estar en una defensa "clara e inequívoca".

"Pero en coherencia con lo que representa un Estado de Derecho, que es la garantía de los derechos fundamentales y de las libertades públicas,no podemos hacer ninguna afirmación que se base únicamente en indicios", añadió.

Al hilo de ello, insistió en que su Gobierno, "hasta este momento y hasta donde la investigación ha llegado" no tiene datos relativos a los aeropuertos españoles que permitan avalar las denuncias que ha habido.

No obstante, recordó que el asunto sigue en manos de la autoridad judicial.